La condición de la MUD para “otro” encuentro con el Gobierno

Además del Vaticano, el diálogo entre las partes es apoyado por la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) y un grupo de exmandatarios a la cabeza del exjefe del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. AFP).- La oposición venezolana condicionó el jueves un nuevo acercamiento con el gobierno para tratar la crisis política, a que se despeje la vía de un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

“Hasta tanto se aclare el panorama del 20% (de recolección de firmas para la convocatoria del referendo) aquí no puede haber ningún otro tipo de encuentro”, dijo Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), que reúne a las fuerzas contrarias a Maduro.

Enfrascados en una lucha de poder en medio del deterioro económico, el gobierno y la oposición, que controla el Parlamento desde principios de año, revelaron el martes que han sostenido dos reuniones en busca de un diálogo frente a la difícil coyuntura interna.

Los acercamientos se produjeron a finales de la semana pasada, según Maduro, quien reveló la existencia de una carta del papa Francisco en la que se compromete con “los diálogos de paz”.

Torrealba saludó la “manifestación de la Santa Sede de incorporarse a este proceso y de servir de garante y mediador”, pero insistió en la negativa de la oposición a reunirse de nuevo sin tener antes definida la convocatoria del referendo.

“En primer lugar tiene que quedar absolutamente claro el tema del 20% y el tema del referendo revocatorio“, subrayó.

Para este viernes la MUD convocó a una nueva protesta nacional para exigir que el Consejo Nacional Electoral (CNE) dé paso a la recolección de las cuatro millones de firmas que se necesitan para el llamado a la consulta, previa validación de las rúbricas por parte del mismo organismo.

EL REFERENDO

Los adversarios del chavismo pretenden que el referendo se realice este año para que, en caso de que Maduro pierda, se pueda llamar a elecciones anticipadas.

Sin embargo, el gobierno ha descartado una consulta en lo que resta de 2016 y denunciado un fraude en las firmas que presentó la oposición para activar el proceso.

Si el referendo se realiza después del 10 de enero de 2017, y siempre que Maduro sea derrotado, el mandatario podrá en la práctica elegir a su sucesor.

El secretario de la MUD afirmó que en este momento lo único que cabe discutir con el Ejecutivo es el retiro “de los obstáculos ilegales que ha colocado en el camino al revocatorio”.

“Pero el revocatorio en sí mismo no es objeto de ninguna negociación“, advirtió.

Además del Vaticano, el diálogo entre las partes es apoyado por la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) y un grupo de exmandatarios a la cabeza del exjefe del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.