eluniverso

Diálogo

Los ciudadanos deben tener la certeza de que no se trata de cumplir un requisito o de una forma de acallar protestas, sino de un ejercicio democrático para decidir el futuro.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Editorial El Universo). El secretario de la Senplades aseguró que en el país es necesario debatir sobre dos modelos de Estado: uno que acumula riqueza y otro que la distribuye por la justicia social. En consecuencia, anunció un gran diálogo nacional sobre el tema. Añadió que como parte de la estrategia el presidente participará en los diálogos que, según dijo, serán con “todos los sectores de buena fe”.

La pregunta es ¿quién y cómo se determina quiénes tienen buena fe?, porque esta precisión puede significar que los diálogos serán excluyentes y en ese caso, no nos engañemos, no se podrá hablar de diálogo nacional. Por otro lado, se dijo que en tres meses el Ejecutivo evaluará el avance del diálogo; puede hacerse, pero debe quedar claro que un tema de esta naturaleza requiere un diálogo sin prisas, que para que dé resultado debe reunir algunas condiciones: no excluir a ningún sector, que quede claro el método a seguir, que se saquen conclusiones, que se explique cómo se van a aplicar esas conclusiones y que sean dirigidos por personas que merezcan la confianza de los dialogantes. En otras palabras, que sea realizado con seriedad, sin prisas, sin sesgos y con respeto a todos los planteamientos.

Los ciudadanos deben tener la certeza de que no se trata de cumplir un requisito o de una forma de acallar protestas, sino de un ejercicio democrático para decidir el futuro.

Categoría: Opinión