Diario español publica escandaloso artículo sobre etarras en Venezuela

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: La Información

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) El diario español La Información publicó un escandaloso artículo sobre los etarras en territorio venezolano. En este señalan a José Ignacio de Juana Chaos, quien “disfruta de un plácido retiro en la Venezuela de Nicolás Maduro, pese a las dificultades y restricciones que afrontan la mayoría de los ciudadanos de ese país, al igual que al menos medio centenar de etarras, una veintena de ellos con causas pendientes”, asegura el artículo.

José Ignacio de Juana Chaos fue condenado a 3.129 años que quedaron reducidos por ley a 18 por 25 asesinatos de los que se le culpa, sin embargo, distintos medios de comunicación han reseñado que vive una vida tranquila en Chichiriviche, atendiendo junto a su esposa una licorería tras huir de Irlanda. Estaba convencido que Venezuela era el mejor destino por “la protección del régimen bolivariano y la ayuda de muchos de los etarras que llevan décadas en el país”, asegura el diario.

Según el diario El Mundo, su primera residencia fue “una casa de la avenida General Nicolás Rolando de la ciudad de Nueva Barcelona, en el Estado de Anzoátegui”, allí tuvieron a su hijo, Amets, y emprendieron su negocio que llevaba por nombre “Matalaz, el mismo que un comando de ETA que fue detenido en 1991 cuando se disponía a asesinar a un policía en Baracaldo”.

Por el interés que generó el dueño el local, el negocio cerró temporalmente. Inclusive, un canal español consiguió imágenes del terrorista junto a su mujer y a su bebé, recién nacido, en un centro comercial de Nueva Barcelona.

Crédito: La Información

Luego de esto la familia se trasladó a Chichiriviche, en Falcón, en donde “reside uno de los etarras con más peso en Venezuela, Xabier Arruti Imaz, propietario del Restaurante Txalupa y que fue, delegado del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en la localidad”.

Sin embargo el diario asegura que este no es un caso aislado y que desde 1989 “llegaron a Caracas los primeros 11 etarras deportados desde España en virtud de los acuerdos firmados entre Felipe González, presidente de España, y Carlos Andrés Pérez, presidente de Venezuela”.

Los terroristas se alojaron en el “Hotel Miras de la capital, que fue tiroteado por unos desconocidos descontentos con la llegada de los terroristas”.

Ya son medio centenar de etarras que viven en el país, muchos con nacionalidad, otros desaparecidos y una veintena con causas pendientes, señala el diario.

“Algunos viven en la capital. Son los funcionarios, los que trabajan en ministerios públicos, principalmente en el de Agricultura y Tierras. Es el caso de María Asunción Arana Altuna, viuda de José Miguel Beñarán Ordeñana Argala, y de Arturo Cubillas Fontán. Otros han montado su propias empresas, muchas relacionadas con la hostelería, o trabajan para empresas constructoras y pesqueras”, aseguran.

Para leer el artículo completo pulse aquí.

Categoría: Venezuela