Dioser Díaz, el “bebé milagro” de Salgar

A Dioser lo encontraron a dos kilómetros de donde estaba su vivienda.

Publicada por: el aidamoubayedrr670am@gmail.com @Moubayed_Aida

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- En medio de la terrible tragedia que ocurrió en Salgar, Colombia, ocurrió lo que muchos llaman un milagro. Dioser Díaz, un bebé de apenas 11 meses de edad, fue hallado vivo este martes rodeado de lodo, piedras y palos.

Foto tomada a Dioser por su prima y madrina Sandra Rincón, horas antes de la catástrofe. Crédito: El Tiempo

Según reportó el diario El Tiempo, el pequeño es uno de los tantos huérfanos que dejó el deslizamiento de tierra, pues la suerte que corrió él no la tuvieron 14 familiares, incluyendo su madre y su abuela, quienes se encontraban en la madrugada del domingo en una vivienda del sector Escuela Vieja, que limitaba con el corregimiento Las Margaritas.

A ellos, como al bebé y a la casa completa, se los llevó la creciente, pero a Dioser lo encontraron a dos kilómetros de donde estaba su vivienda.

De sus familiares, solo quedó una prima de nombre Sandra Rincón, quien lo reconoció en el Hospital, en donde fue recluido por los socorristas que lo rescataron; ahora, ella espera tomarlo bajo su cuidado. “Lo encontraron acostadito. Él gatea todavía arrastrando la barriguita. Para mí él es mi hijo, pues me dice ‘ma’; y con todo este dolor que me parte el alma por la pérdida de mis otros seres queridos estoy feliz porque esté bien”.

“Esta foto se la tomé el domingo a las siete y media de la noche (siete horas antes de la avalancha). Es hermoso, mire cómo se ríe”, dice y muestra la imagen del pequeño que está sentado, apenas con un pañal.

Milagrosamente, el bebé no sufrió ningún trauma grave. Dioser se suma ahora a los 119 niños que hacen parte de los 542 damnificados que dejó la avalancha.

“¡Qué puedo decir! Es una felicidad impresionante que quiebra esta tristeza, pues hay 14 familiares más que están desaparecidos y de los cuales no tenemos ni idea –dice Sandra entre lágrimas–, pero mi bebé está vivo, mi bebé es la esperanza de nuestras vidas”.