elpais

Diplomacia ‘franciscana’

Con el reconocimiento del Estado palestino, el Papa sigue en primera fila de los conflictos internacionales

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Editorial El País) El reconocimiento del Estado palestino por parte del Vaticano tiene un doble significado. Por una parte, es una aportación notable al cada vez más amplio grupo de países cuyos Gobiernos –o Parlamentos, como el español— adoptan esta medida para dejar claro que el conflicto surgido de la Guerra de los Seis Días en 1967, con la ocupación israelí de Cisjordania, debe llegar a su fin de una forma negociada y justa tanto para israelíes como para palestinos. En el documento aprobado por el Papa y el presidente palestino Mahmoud Abbas, Roma aboga por la solución de los dos Estados. Ya no se trata solo de resolver un conflicto de décadas sino de hacerlo en un momento clave por el desgarramiento que sufre Oriente Próximo.

El otro aspecto es que Francisco sigue en primera fila de los conflictos internacionales: se ha marcado como una de sus prioridades la situación en Israel y Palestina, ha visitado la zona, mantiene excelentes relaciones con ambos presidentes —el sábado lo demostró con Abbas— y está empeñado en que el Vaticano sea, como en el caso de Cuba y EE UU, mediador privilegiado. La canonización de dos religiosas de lengua árabe nacidas bajo el Imperio Otomano es una oportunidad que no ha dejado escapar. Además, el documento tiene letra pequeña. La Iglesia está muy preocupada por el éxodo de cristianos de poblaciones palestinas, en particular Belén. Abbas obtiene el reconocimiento pero sabe que ahora deberá responder en varios frentes.

Categoría: Opinión