“Inducido” o falta de producción, las visiones políticas del desabastecimiento

Publicada por: el marquezmarielyc@gmail.com @PeriodistaMarie

Crédito: Sumarium

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – ¿Cuál es el verdadero problema sobre la alimentación en Venezuela: la producción, escasez, distribución, acaparamiento o falta de política? Los diputados de ambas bancadas -oposición y chavismo- defienden su teoría. Lo cierto es que las colas siguen, el hambre sigue y hasta los momentos no hay una solución concretada.


Según el diputado de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) José Guerra, el problema se debe a la falta de “producción; hay también de distribución, pero el grueso es de producción”.

Guerra realizó un rápido cálculo: “Nosotros somos casi 30 millones y cada venezolano se come un kilo de comida al día, son 30 millones de kilos y estamos produciendo 20 millones; faltarían 10 millones de kilos”. Al mismo tiempo aseguró que una falla así se había resuelto en el pasado con las importaciones, pero ya no se puede importar porque no hay dólares.

A su juicio, el conflicto se soluciona con producción, pero “eso no es tan fácil, eso también tarda porque una siembra de cultivo corto dura tres meses”, por lo que a corto plazo la única solución es la importación de alimentos.

UN PROBLEMA DE “ACAPARAMIENTO”

Para el parlamentario por el Gran Polo Patriótico (GPP) Juan Marín, la actual situación de los alimentos se debe a “un problema de acaparamiento y desabastecimiento por parte de un sector que abandonó su actividad fundamental de comerciantes empresarios y se dedicaron a políticos para intentar desestabilizar el país”.

Sobre los estatales Abastos Bicentenario que se encuentran sin alimentos, Marín le atribuyó la responsabilidad al “desabastecimiento inducido por estos sectores que están auspiciando la guerra económica”.

Ante la interrogante de que si el Gobierno no tiene la capacidad para producir sus propios alimentos, el diputado del GPP respondió que la situación de los alimentos es “bien compleja, es de orden mundial. Nosotros asumimos en esta coyuntura donde se redujeron los precios del petróleo”. Aseguró que el Gobierno ha cubierto “la alimentación de todo un pueblo” y que la misma “no ha contado con la oposición, ni con los sectores empresariales y del sector comercio”.

“ACUERDO NACIONAL”

El diputado Williams Dávila, de la MUD, también comparte la opinión de Guerra de que el problema parte de que no hay producción, no de distribución. “Por más que pongan al frente al ministro de la Defensa, a los militares, ¿qué van a distribuir?”. Destacó que todas las producciones en el país están quebradas porque dependen de divisas, de insumos la pequeña y mediana producción que dependen de una serie de elementos y de estructuras que no tienen los sectores privados.

A criterio de Dávila, una solución a corto plazo puede ser “un gran acuerdo nacional, desarrollar un plan de alimentación que no lo puede hacer solo el Estado, tiene que sentarse con el poco sector privado que exista, e incluso con los sectores exportadores e importadores. Es un trabajo de carpintería de crear un gran consenso nacional, en donde se desarrolle un plan de abastecimiento popular, no esa Misión de Abastecimiento Soberano y Seguro; eso no funciona”.

Mientras que el Gobierno dice que la falta de alimentos en los anaqueles es parte de una “guerra económica”, los venezolanos esperan poder comprar el pan de cada día sin tener que hacer tantas colas por los productos básicos.