Discapacitados también sufren los embates de las largas colas

“La gente olvida que uno tiene menos oportunidades para conseguir los alimentos porque dependemos de otras personas para cumplir ciertas tareas”.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Las personas con discapacidad no son ajenas a los embates que tienen que sufrir los venezolanos para comprar los productos escasos, tal es el caso de Carlota Amaro, una joven con motricidad limitada que indicó que reiteradas veces ha sido maltratada en las colas de los abastos y supermercados del estado Carabobo.

Amaro recuerda que una vez en un abasto Bicentenario el personal de seguridad le pidió a su padre que se saliera de la fila para dejarla pasar. “Peleé porque yo necesito un acompañante para apoyarme y desplazarme”.

En otra oportunidad ingresó a una cadena de mercados de Naguanagua, en la que habían repartido números para comprar leche, al acercarse al encargado y preguntar si podía comprar el hombre simplemente negó la posibilidad porque ya se habían acabado los números, reseña una nota de El Carabobeño.

“La gente olvida que uno tiene menos oportunidades para conseguir los alimentos porque dependemos de otras personas para cumplir ciertas tareas”, manifestó Amaro.

En abastos y mercados, compradores coincidieron en que el trato preferencial para la tercera edad y personas con discapacidad es solo aplicable cuando presentan su carnet del Consejo Nacional para Personas con Discapacidad (Conapdis) o de tercera edad. De lo contrario deben hacer la cola como los demás.

“Existen condiciones que son obvias. Nadie debería ser sometido a ese tipo de escrutinio”, dijo Amaro.

Categoría: Venezuela