Venezuela, la manzana de la discordia en la Eurolat

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Bruselas, EFE) – Los miembros de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (Eurolat) no consiguieron hoy aprobar una declaración política unitaria para remitir a los líderes de ambas regiones en la cumbre UE-Celac de la semana próxima por las discrepancias mutuas respecto a Venezuela.

Los parlamentarios latinos no aceptaron incluir ninguna mención a Venezuela en el texto político y la parte europea rechazó firmar una declaración sin hacer referencia a la situación de ese país, razón por la que no pudo concluirse el texto, explicaron en rueda de prensa los copresidentes de Eurolat, el español Ramón Jáuregui y el salvadoreño José Leonel Vázques Búcaro.

Mientras que la mayoría de los parlamentarios europeos quieren lanzar el mensaje al gobierno del presidente Nicolás Maduro sobre la necesidad de respetar los derechos humanos en el país, los miembros latinos de Eurolat defienden el principio de “no injerencia” para Caracas.

“Consideramos que debería poderse hacer mención de Venezuela del mismo modo que en la declaración política hablamos de Cuba o de países europeos como Grecia o como Ucrania”, defendió Jáuregui.

“Yo como copresidente latino y portavoz en este foro de Venezuela, no puedo aceptar ese tipo de pronunciamientos sobre el país“, señaló Vázques Búcaro.

El eurodiputado socialista reiteró que para la UE “queda claro que se está dando una deriva peligrosa en el sistema venezolano” y añadió: “Queremos reclamar expresamente que no debe haber presos políticos y que deben garantizarse elecciones libres”.

Sin embargo, Vázques Búcaro afirmó que existe “unanimidad” entre los parlamentarios latinoamericanos sobre el principio de que “no hay cabida a la injerencia” y la defensa de la “autodeterminación de los países”.

Ambos copresidentes de Eurolat destacaron sin embargo que sí ha existido acuerdo en otros asuntos de calado político y actualidad, principalmente sobre Cuba y Colombia.

Respecto a La Habana, los miembros de Eurolat mostraron su satisfacción por el nuevo momento por el que atraviesan las relaciones de Cuba con la Unión Europea (UE) y con Estados Unidos.

Los parlamentarios europeos y latinoamericanos subrayaron “la coincidencia en la necesidad de que las conversaciones entre la UE y Cuba, iniciadas hace ya más de un año, avancen para la consecución de un acuerdo bilateral que incluya los planos político, comercial y de cooperación y se normalicen así las relaciones entre la Unión Europea y Cuba”.

Los miembros de EuroLat mostraron también su “satisfacción por el proceso de conversaciones que están llevando a cabo los gobiernos de EE UU y Cuba con miras a la reanudación de relaciones políticas y diplomáticas entre ambas partes, lo que implicará a buen seguro el levantamiento del embargo y la inaplicabilidad de las leyes de carácter extraterritorial”.

Por otro lado, expresaron su “firme apoyo al proceso de paz entre el Gobierno de Colombia y las Farc” y animaron a ambas partes a persistir en dicho proceso y superen las tensiones producidas en los últimos meses.

Asimismo, destacaron que han sido aprobadas con amplia mayoría dos resoluciones de importancia para la estrategia birregional común respecto a los acuerdos comerciales entre ambos bloques y el consenso mutuo en la lucha contra el cambio climático.

La Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (Eurolat) es la institución parlamentaria de la Asociación Estratégica Birregional, establecida en junio de 1999 en el marco de las Cumbres UE-ALC (entre la Unión Europea, América Latina y el Caribe).

Eurolat adopta y presenta resoluciones y recomendaciones a varias organizaciones, instituciones y grupos ministeriales responsables del desarrollo de la Asociación Estratégica Birregional.

La próxima semana se reunirán en Bruselas los jefes de Estado y de Gobierno de 61 países de ambas regiones en la cumbre UE-Celac, aunque no se cuenta ya con la ausencia del mandatario cubano Raúl Castro y aún no está confirmada la presencia del presidente Maduro.