Diseñan plan para hacer cumplir la ley contra discriminación racial

La iniciativa apunta "a crear un plan nacional contra la discriminación racial con el aporte de todos los ciudadanos"

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. EFE) El gubernamental Instituto Nacional contra la Discriminación Racial (Incodir) de Venezuela inició hoy una consulta pública para diseñar un plan que evite que quede en letra muerta la ley contra la discriminación racial en vigor desde hace cuatro años.

El presidente del Incodir, José Escobar, reveló hoy en la emisora estatal de televisión VTV que la consulta se extenderá durante una semana e incluye una encuesta para que “personas con edades igual o superior a 15 años” la respondan en visitas “casa por casa” o a través de llamadas telefónicas, vía web u otros mecanismos.

La iniciativa apunta “a crear un plan nacional contra la discriminación racial con el aporte de todos los ciudadanos”, especialmente organizaciones de servidores públicos, indígenas, afrodescendientes, inmigrantes, consejos comunales y otros, destacó.

El funcionario agregó que en agosto próximo culminará el procesamiento y la validación de la información que se recabe y que “servirá para elaborar patrones de nuevos censos y para conocer necesidades, propuestas, denuncias y soluciones que apunten a la inclusión y a la igualdad de oportunidades y condiciones”.

El 19 de diciembre de 2011 entró en vigor la Ley Orgánica contra la Discriminación Racial que dio vida al Incodir, instancia con competencia “en atención, prevención, sanción y erradicación de todas las formas de discriminación racial en Venezuela”, recordó el funcionario.

El censo nacional de 2011 estableció que de los 28,9 millones de habitantes de Venezuela registrados entonces un 49,9 % se considera mulato, 42,2 % blanco, 3,5 % negro y 2,7 % indígena, y de estos últimos un 58 % de la etnia wayúu, 7 % warao, 5 % kariña, 2 % yukpa y 1 % yanomami.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusa reiteradamente de racismo a la “derecha nacional e internacional” opositora a su Gobierno y en abril de 2014 el entonces canciller, Elías Jaua, comenzó una serie de presentaciones ante organismos y agencias de Naciones Unidas para denunciarlo.

Las denuncias del Gobierno venezolano buscan que la comunidad internacional sepa, dijo Jaua en esa oportunidad, del “carácter de la corriente neofascista, violenta, con altos niveles de intolerancia, racismo, xenofobia que lamentablemente se ha inoculado en la sociedad venezolana”.

Categoría: Venezuela