Tuiteros califican de “viernes negro” la nueva subida del dólar paralelo

Con la actual cotización paralela, el nuevo salario mínimo venezolano, de Bs 7.421,66, representa la dramática cifra de USD 14,80 por mes.

Tuiteros califican de “viernes negro” la nueva subida del dólar paraleloDatanálisis había predicho hace menos de dos semanas que el dólar paralelo atravesaría la barrera de los Bs 500 por unidad antes de finalizar el año, que apenas transcurre por el séptimo mes. Crédito: Reuters / Archivo
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redaccción Sumarium) – El bolívar (Bs) sufrió este viernes un nuevo desplome en el mercado informal en la fronteriza ciudad colombiana de Cúcuta, lo que hizo cruzar al dólar estadounidense (USD) paralelo la temida barrera de los 500 Bs por unidad, ubicándose la tasa en 501,21 Bs/USD.

El tipo de cambio paralelo no ha frenado su subida en los últimos meses, a pesar de las reiterativas promesas gubernamentales de “torcerle el brazo” en medio de una “guerra económica” denunciada solo por el chavismo.

En tal sentido, apenas en 2012 el dólar paralelo llegó a estar en Bs 8,60 y desde entonces ha ido subiendo su cotización, solo con algunos discretos y coyunturales descensos para luego volver a incrementar su precio, a la par que la masa monetaria -bolívares en circulación- ha ido aumentado de forma continua y las reservas internacionales mantienen su tendencia a la baja.

Datanálisis había predicho hace menos de dos semanas que el dólar paralelo atravesaría la barrera de los Bs 500 por unidad antes de finalizar el año, que apenas transcurre por el séptimo mes. Quizás sea por esto que más de un venezolano tildó de “viernes negro” el hecho en la red social Twitter, en alusión a la abrupta devaluación del 18 de febrero de 1983.

Con la actual cotización paralela, el nuevo salario mínimo venezolano, de Bs 7.421,66, representa la dramática cifra de USD 14,80 por mes.

Asimismo, esta cotización es de casi 80 veces el precio de la tasa oficial más baja de las tres que coexisten en el férreo control de cambio que se aplica en el país.

La economía venezolana cerró 2014 en recesión y con una inflación de casi 70%, una realidad a la que hay que sumar la caída de los precios del petróleo, que ha reducido en un 50% los ingresos de un país altamente dependiente de la venta de crudo.