Dos niños murieron calcinados en trágico accidente en el Zulia

Merly al ver que Sebastián David seguía en el asiento trasero, regresó a salvarlo y una segunda explosión causó la muerte inmediata de ambos

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Dos pequeños hermanos de 14 y 4 años de edad murieron en un accidente de tránsito causado por un conductor ebrio en el estado Zulia.

Según reseña el Diario La Verdad, Merly Paola Núñez Gil (14), Sebastián David Núñez Gil (4), Melanny Núñez Gil (8), junto a su primo Yorgene Portillo (20) y su esposa con nueve meses de embarazo, Kimberling Olano (22) viajaban en un Fiat Tucan rojo que se quemó.

La familia llegó al mediodía de Santa Rita, donde residen desde hace cinco años. para visitar al abuelo materno que está delicado de salud. Mary Gil, madre de los niños, contó que ya regresaban de San Felipe, cuando ella iba en el carro de su hermano y sus tres hijos en el carro que hace dos meses había adquirido Portillo.

La idea era trasladarse hasta Villa Chinita vía Perijá, donde irían a pasar la noche en casa de la abuela. A escasos metros de su destino, Johanns Jairo Romero Villasmil (37), bajo efectos del alcohol, a bordo de una Ford EcoSport plateada, placa AF187YA, impactó el auto donde iban los niños.

Portillo perdió el control y se estrelló contra un poste de alumbrado eléctrico, lo que provocó que el tanque de gasolina estallara. La pareja y las hermanas salieron del carro por sus propios medios, pero Merly al ver que Sebastián David seguía en el asiento trasero, regresó a salvarlo y una segunda explosión causó la muerte inmediata de ambos.

La madre, que en ese momento venía retirada, cuando los alcanzó, ya era tarde. “Eso fue rápido, perdí a mis dos hijos”, sollozaba la mujer al revivir ese momento. Con ayuda de su hermano trasladaron a los tres heridos al Hospital Coromoto.

Su segunda hija, Melanny, presentó quemaduras en el 90 por ciento de su cuerpo y lucha por su vida en el Hospital Coromoto. Aún no sabe que sus hermanos murieron. Con 25 por ciento de quemaduras, Portillo se encuentra estable en la Unidad de Cuidados Intensivos. Su esposa Kimberling, con 40 por ciento, ingresó de emergencia a pabellón. Los médicos indicaron que debían realizarle la cesárea antes de poder iniciar el tratamiento a las quemaduras.

A Johannis Romero, según los familiares, lo “trataron de linchar pero huyó”. Presuntamente iba con dos mujeres y otro amigo. Los acompañantes huyeron. A Romero lo detuvo la Policía Nacional, luego de que la barriada diera con la casa donde vive. La camioneta en su interior tenía botellas de licor y ropa íntima. Las personas al momento del siniestro le lanzaron piedras, que destruyeron los vidrios.