Maduro cumple la mitad de su mandato inmerso en la crisis

La caída económica ha venido acompañada por el desabastecimiento en los mercados y una inflación.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. DPA) – El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cumplirá el martes los primeros tres años de su mandato de seis, en medio de una severa crisis económica, descontento popular e intentos de la oposición por ponerle fin adelantado a su Gobierno.

Maduro llegará al ecuador de su Gobierno haciendo esfuerzos por reflotar el precio del barril petrolero, sostén de la economía venezolana, y aguardando la llegada de las lluvias que alivien la crisis de energía eléctrica que ha alargado la sequía.

Según el gobernante, hasta ahora su Gobierno se ha visto asediado por conspiraciones y sabotajes internos y externos, e incluso amenazas para asesinarlo.

Maduro ganó por estrecho margen al opositor Henrique Capriles las elecciones del 14 de abril de 2013, que se realizaron de emergencia por la muerte del mandatario Hugo Chávez. El 19 de abril de ese año asumió el mando, con la insistencia de continuar la revolución socialista bolivariana, cuyas bases de sustento eran un líder carismático y precios petroleros sobre 100 dólares.

“Acabamos de cumplir tres años de guerra y sabotaje, pero a mí no me para nadie. La patria no se rinde, si ustedes no se rinden yo no me rindo”, dijo Maduro el sábado en una visita un barrio popular de Caracas. “Estamos en medio de tremenda dificultades: Guerra económica, acoso imperialista, amenaza de intervención extranjera, golpe de Estado, amenaza de magnicidio en mi contra”, agregó.

La sequía, que ha reducido a niveles alarmantes los embalses, ha obligado a Maduro a decretar una serie de días feriados en abril para con la inactividad reducir el consumo de energía, lo que tendrá su efecto en el desempeño de una economía que viene de un decrecimiento de 5,7 por ciento en 2015.

La caída económica ha venido acompañada por el desabastecimiento en los mercados y una inflación jamás vista, ya que en 2015 escaló a 190 por ciento y este año, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional, podría llegar al 600 por ciento.
La escasez de bienes de consumo, incluso de los más básicos como harina de maíz y leche, sigue sumando descontento entre los venezolanos, que en diciembre dieron un aviso al oficialismo al votar arrolladoramente a favor de la oposición en las elecciones legislativas.

Maduro ha desconocido todas las decisiones aprobadas por la legislatura, utilizando el Tribunal Supremo de Justicia para declarar inconstitucionales las leyes de reforma del Banco Central y de amnistía nacional, que busca liberar a un grupo de dirigentes opositores presos.

Desde su enclave de poder en la Asamblea, la oposición responsabiliza a Maduro y sus políticas de controles de cambio y de precios por la crisis económica, por lo que plantea un cambio de Gobierno para enfrentar la emergencia.

Para el martes, cuando Maduro conmemore su tercer año de presidente, la oposición convocó a una concentración para realizar un censo de personas que están dispuestas a firmar la activación de un referéndum revocatorio del mandato.

Aunque la oposición dijo que utilizará todos los mecanismos previstos en la Constitución para la salida de Maduro, entre ellos pedidos de renuncia y una enmienda Constitucional, el referéndum revocatorio parece el más viable, aunque si no se efectúa este año luce improbable un cambio de Gobierno.

En un intento de descalificar las amenazas en su contra, Maduro afirmó que “ninguna de las acciones propuestas por la oposición” para sacarlo tiene “viabilidad política”.

La alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) acusó al Consejo Nacional Electoral de obstaculizar la activación del referéndum, del cual los venezolanos ya ensayaron uno en 2004 contra Chávez, quien lo ganó y luego dos reelecciones más.

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, recordó que la hoja de ruta de 2006 contempla mecanismos como la enmienda Constitucional, el referéndum y la exigencia de la renuncia.

“Los corruptos del Gobierno deben entender que 85 por ciento de la población quiere sacar a Maduro del poder por vías constitucionales”, aseveró.