Duelo azulgrana por el trono de América

Los futbolistas del Barcelona son además los principales estandartes de sus respectivas selecciones.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Santiago de Chile. EFE) – La final de la Copa América entre Chile y Argentina del sábado ofrecerá un duelo entre el arquero chileno Claudio Bravo y los albicelestes Lionel Messi y Javier Mascherano, compañeros de vestuario en el Barcelona, que quieren persiguen su primer título con sus respectivas selecciones.

Después de completar una temporada de ensueño en el club azulgrana, que conquistó la Liga española, la Copa del Rey y la Liga de Campeones, los tres quieren que la Copa América se convierta en broche de oro a un año inolvidable.

Los futbolistas del Barcelona son además los principales estandartes de sus respectivas selecciones.

Bravo es el capitán chileno y la voz más respetada dentro del vestuario, donde ejerce su liderazgo y seriedad como contrapeso a Arturo Vidal y Gary Medel, con un carácter más díscolo y dicharachero.

En Argentina, Messi lleva el brazalete de capitán y es el líder indiscutible cuando el balón echa a andar, pero Mascherano, ‘El Jefecito’, es el corazón de la albiceleste.

A los tres los une el hambre de títulos con su selección. Bravo no ha ganado nunca un campeonato con la selección absoluta chilena porque la Roja tiene vacío su palmarés, y quiere obtener en casa la primera Copa América de su historia.

Messi y Mascherano cargan con la sequía triunfadora argentina, que no logra un título desde 1993, cuando ganó su última Copa América.

‘La Pulga’ se hizo con la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, pero quiere añadir a su palmarés un título de jerarquía con la selección argentina, tras el fiasco de la final del Mundial de Brasil, en la que cayó frente a Alemania.

Bravo, Messi y Mascherano se reencontrarán el sábado en la cancha del Estadio Nacional de Santiago. Pero esta vez el chileno no le dará indicaciones defensivas a Mascherano ni celebrará los goles del delantero, sino que intentará evitarlos en su arco.