Economistas prevén inflación entre 300 y 550 por ciento en 2016

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Analistas y economistas coinciden en que 2016 no será un año fácil económicamente para los venezolanos. Cerrando el 2015 con una inflación desbordada y una escasez galopante, el próximo año parece ser bastante desalentador, a pesar de que la oposición, tras la victoria del 6D, ha prometido cambios.

De acuerdo con Jesús Casique, presidente de la firma Capital Market Finance, consultado por el diario La Verdad, los diputados recién electos mantienen la advertencia de pedir rendición de cuentas al Banco Central de Venezuela, no solo para la publicación de información sobre los índices macroeconómicos, sino para establecer disciplina monetaria y fiscal.

Advierte que 2016 podría tocar niveles de inflación entre 380 a 550 por ciento, si se continúan las “indisciplinas” de este año.

Por su parte, Luis Oliveros, economista, ubica el índice entre 300 y 400 por ciento, esto dentro de un escenario de conflicto entre el poder Ejecutivo y el Legislativo.

Oliveros pronostica una caída del producto interno bruto de 6,7 puntos, una cifra que se acerca a los siete puntos estimados por Gustavo Machado, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de LUZ.

Por otra parte, Jesús Casique estima que en Caracas los niveles de escasez ronden el 52% y en el resto de los estados, 65%. Entre tanto, Oliveros prevé que en el mejor de los escenarios se mantendrían los índices que se experimentaron este año.

SOLUCIONES

Una simplificación de tasas “insuficiente” pronostica Luis Oliveros. Explica al diario zuliano que probablemente la decisión del Ejecutivo consista en la unificación del dólar preferencial Cencoex con la tasa Sicad I para llevarla a un tipo de cambio de entre 20 y 25 bolívares, el mantenimiento del Simadi y la consecuente tasa paralela.

De liberar las regulaciones con prontitud, se registrará un primer trimestre con aumento de salario y de precios. Luego de esto, la inflación tendería a estabilizarse para disminuir posteriormente, asegura Oliveros.

Machado, por su parte, señala que en el caso de que exista consenso entre el Ejecutivo y la Asamblea Nacional, se podría hablar de un año dividido en dos semestres, uno caracterizado por una fuerte recesión y una alta inflación y otro donde la economía estaría acercándose a tasas de crecimiento positivas y una reducción “no muy significativa” del índice de crecimiento de precios.