EEUU y España serán aliados sin importar “qué partido esté en el poder”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Madrid , España. EFE)- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ensalzó hoy la relación bilateral con España, que, a su juicio, resistirá cualquier cambio político en ambos países, y prometió volver pronto tras una visita más breve de lo planeado.

El primer presidente estadounidense en visitar España en quince años dedicó más de seis horas a mantener reuniones en Madrid, primero con el rey Felipe VI y más tarde con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, antes de conversar brevemente con los principales líderes de la oposición.

“Me habría gustado quedarme más”, dijo Obama antes de reunirse con el rey y en referencia a la decisión de cancelar su visita a Sevilla (sur) y varias actividades en Madrid para volver a Washington debido a las renovadas tensiones raciales en Estados Unidos tras la muerte de dos ciudadanos negros a manos de la policía y la matanza de cinco agentes del orden en Dallas (Texas).

Definitivamente, volveré como expresidente porque España es preciosa: su gastronomía, su cultura, su gente, su clima… Es difícil resistirse”, indicó Obama, quien ya visitó el país como “mochilero” en 1987 sin imaginar que volvería “en el ‘Air Force One'” y se reuniría con el rey Felipe.

Obama no se mostró preocupado por las dificultades para formar Gobierno en España y aseguró que, sea cual sea finalmente el Ejecutivo, Estados Unidos “podrá trabajar” con él.

“Aunque nos importa mucho que tengamos un Gobierno español estable y que funcione bien, la naturaleza de la relación, los lazos entre EEUU y España, no dependen de qué partido esté en el poder”, afirmó Obama tras reunirse con Rajoy.

El propio presidente del Gobierno español en funciones le aseguró durante su entrevista que hará “todos los esfuerzos que sean necesarios para formar gobierno a la mayor celeridad posible”.

Obama también felicitó a Rajoy y “al pueblo español” por los “avances económicos” que se han hecho desde el comienzo de la crisis e instó a asegurar que el crecimiento del país llegue a todos los españoles y especialmente a los jóvenes.

“Ha sido un periodo complicado pero muchos de los cambios que se han tomado están empezando a dar fruto”, afirmó el mandatario.

También agradeció la contribución de las tropas españolas a las misiones de la OTAN y a la formación de las fuerzas iraquíes en la lucha contra el Estado Islámico (EI).

Ambos mandatarios mostraron una notable sintonía en lo que a América Latina se refiere.

Obama y Rajoy celebraron la normalización de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba.

También se felicitaron por la buena marcha que lleva el proceso de paz en Colombia, donde se ha firmado un acuerdo que pone fin a cincuenta años de conflicto armado.

En relación a Venezuela, ambos mostraron su preocupación por lo que está ocurriendo en el país y confiaron en que se abra paso el diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, que tiene mayoría en la Asamblea Nacional.

“Nuestra esperanza es poder encontrar la forma en que todas las partes puedan unirse para estabilizar la política y la economía. Queremos ayudarles, pero obviamente no podemos dictar lo que ocurra en Venezuela”, indicó Obama.

Antes de viajar hacia Rota (Cádiz, sur de España), el presidente estadounidense también conversó en un hangar de la base aérea de Torrejón (Madrid) con los principales líderes de la oposición: el del PSOE, Pedro Sánchez; el de Podemos, Pablo Iglesias; y el de Ciudadanos, Albert Rivera.

Obama, además, bromeó con que es posible que “soborne” a sus hijas adolescentes, Malia y Sasha, para que pasen más tiempo con su esposa Michelle y con él ofreciéndoles otra visita a España una vez que deje el poder en enero.

“Confío en estar sentando un precedente para que no pasen otros quince años sin que venga el próximo presidente de Estados Unidos”, aseguró Obama, que en los últimos meses de su mandato ha cumplido con una tradición, la de visitar España, que han mantenido todos los mandatarios de su país desde Richard Nixon (1969-1974).

La visita de Obama empezó el domingo por la mañana en Madrid, donde tanto él como el rey de España -quien lo recibió en el Palacio de Oriente- celebraron que Estados Unidos y España son más que aliados ya que que, además de su estrecha relación bilateral, “comparten -al decir del americano- valores como la libertad, el respeto a la ley y al Estado de Derecho.

Crédito: EFE

Crédito: EFE

Crédito: EFE

Crédito: EFE

Crédito: EFE