El análisis de LVL sobre el diálogo y la transición en Venezuela

“Las negociaciones no se producen porque las partes quieren, sino porque tienen que hacerlo para evitar un costo mayor que el beneficio”.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Redacción Sumarium) – “El diálogo no es un problema, es la solución”, aseguró este sábado el presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, al referirse a la grave crisis que afronta Venezuela y a las posibilidades de cambio sostenible que abre el diálogo para la nación suramericana. A su juicio, no habrá referéndum sin presionar el diálogo. “Será un proceso difícil y lleno de peligros y manipulaciones, pero hay que recorrerlo”.

Según León, cuando un gobierno concentrador de poder comienza un diálogo, incluso buscando manipular, está reconociendo la fuerza de su adversario. En este sentido, señala que los grandes procesos electorales que provocaron transiciones estables fueron producto de una negociación política.

“Las negociaciones no se producen porque las partes quieren, sino porque tienen que hacerlo para evitar un costo mayor que el beneficio”, sostiene, para rematar: “Es falso que la negociación desmonta la presión de cambio. La presión de cambio monta y da sentido a la negociación”.

Para el analista, es fundamental entender que la batalla actual en Venezuela no es jurídica, sino política. Plantea que quienes dicen que el diálogo debe desecharse hablan “implícitamente” de que se debe “ir a la guerra”.

Las ofertas de cambio radical, asépticas y puras, son un llamado a la guerra, sin tener armas, organización ni líder. Es decir al suicidio.

Según el presidente de la encuestadora con sede en Venezuela, el objetivo de una gran presión popular debe ser una gran negociación que provoque el cambio estable e inteligente.

“Dialogar no significa que la oposición desista de su derecho constitucional a revocar. Es absolutamente lo contrario”, sentencia.