El apagón petrolero que se avecina

El planeta no puede darse el lujo de quemar todo el petróleo existente, pues se calentaría lo suficiente el globo terráqueo como para derretir por completo la Antártida.

El apagón petrolero que se avecinaA paso lento pero seguro, el mundo ya se está preparando para abandonar los combustibles fósiles. Crédito: Reuters / Archivo
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Para el profesor de Ciencias Eduardo Pérez-Albela, la noticia que tendrá en jaque definitivamente a los precios del crudo es que hay mucho del tipo de esquisto por todo el planeta. Canadá y Argentina, por ejemplo, tienen enormes yacimientos.

En un artículo publicado en Newsweek en español, Pérez-Albela sostiene que Arabia Saudita no está ni cerca de interesarse en reducir su producción petrolera para presionar una subida de precios, pues entiende que el petróleo de esquisto -cada vez más producido en Estados Unidos- llegó para quedarse, al menos por una década, y que si ellos producen menos perderán el mercado.

La situación, explica el profesor, es muy distinta a la de 2008, cuando el cártel de la Opep logró imponer precios muy altos. Es ahora el mercado el que tiene control de la situación.

Sin embargo, el planeta no puede darse el lujo de quemar todo el petróleo existente, pues se calentaría lo suficiente el globo terráqueo como para derretir por completo la Antártida y ya el mundo se prepara para abadonar definitivamente los combustibles fósiles.

Incluso, Pérez-Albela predice que llegará el momento, a mediados de siglo, en que el petróleo no valdrá nada.

A continuación parte del artículo publicado en Newsweek en español:

El 27 de noviembre de 2014, sin habérselo propuesto y sin haber sido declarado oficialmente, es la fecha del quiebre y muerte definitiva de la Opep. Los ministros petroleros reunidos en Viena no atinaban con la estrategia a seguir para hacerle frente al desplome de los precios de los hidrocarburos. Arabia Saudita, que siempre ha liderado estas reuniones, esta vez fue decidida a no recortar su producción como se hacía antes para mejorar los precios en el mercado, consciente de que era imposible detener la irrupción de un nuevo jugador en el tablero petrolero. En Dakota del norte, en los Estados Unidos, se había levantado el gigantesco fósil de los esquistos, que yacía atrapado a enormes profundidades del subsuelo en forma de pizarras de rocas llamadas lutita, pero que finalmente tras años de investigación, los ingenieros norteamericanos habían encontrado la fórmula para extraerlo mediante la inyección de agua caliente y solventes; es el famoso ShaleOil.

Su aparición en el ámbito petrolero había provocado el derrumbe de los precios porque aumentaba dramáticamente la oferta petrolera y no había forma de detener el colapso de los precios, que antes la OPEP lo hacía, recortando la producción, ya que el cártel dominaba más de la mitad de la producción mundial, pero esta vez la producción se le había ido de las manos y no había forma de recortarla (si lo hacían irrumpía el ShaleOil), y el primero en comprender esto fue el ministro de Arabia Saudita , que ordenó no recortar la producción de su país.Pero a la fecha hay ministros de otros países petroleros que no lo han entendido y planean reuniones para resucitar al muerto. Los sauditas con reservas de $ US 750,000 millones no escatiman enormes pérdidas antes que perder sus mercados si deja de producir.

En el año 2008 el precio del barril estaba en $ US 147, su máximo histórico, conseguido por estrategias de la OPEP. Hoy, septiembre de 2015, el precio del WTI es de $ US 45 determinado por el mercado. A partir de ahora, sólo el mercado podrá bajar o subir los precios. Si la economía mundial entrara en recesión y la demanda de combustibles cayera dramáticamente, los precios se irían en picada y el ShaleOil saldría del juego. Sólo puede jugar con precios de mercado por encima de unos $ US 40, ya que el fracking le cuesta alrededor de $US 30-35 la extracción, mientras que a Arabia Saudita sólo le cuesta $ US 5. Pero todo apunta a que el 2016 la economía mundial irá in crescendo, liderada por un dólar pujante. El próximo año los precios podrían oscilar entre $ US 50 y 60, pero difícilmente pasarán esta barrera porque El ShaleOil, inundará los mercados si es el caso, ya que Occidente, USA y la economía mundial necesitan un precio razonable en la banda de los $ US 50-60. Estados Unidos tiene la llave para mantener los precios en ese nivel. Los Republicanos en ese país buscan levantar la prohibición de exportar crudo ya que USA está a punto de autoabastecerse (actualmente produce 9,3 millones).

Exxon, Chevron, SHELL, BP, toman sus precauciones frente a las arenas movedizas en las que se ha convertido el mercado petrolero con la llegada de los nuevos actores. Frente a los marcadores actuales tendrán que archivar para siempre sus costosos proyectos de extracción en aguas profundas, rentables cuando el barril de petróleo estaba por encima de los $ US 100, pero no ahora. Esto lo saben muy bien Pemex Y Petrobras, que deberán olvidar sus “sueños profundos” sobre nuestro zócalo continental. Todo está cambiando rápidamente. A Venezuela sólo le queda el camino de aumentar su producción. Y vender lo más que pueda antes de que el petróleo no valga nada. Nuevos productores han salido al mercado, que hoy tiene una sobreoferta de casi dos millones de barriles. Pero la noticia que tendrá en jaque definitivamente a los precios es que hay mucho petróleo de esquisto por todo el planeta. Canadá y Argentina tienen enormes yacimientos. En la Argentina, en el sector Vaca Muerta, Chevron ya tiene 100 yacimientos perforados. Hay lutita en Rusia, China, etc. Hay mucha energía fósil en las entrañas de la tierra, que la humanidad nunca explotará.

En lo que queda de la década, el mundo seguirá empecinado en el petróleo, presenciando la lucha titánica de los dos fósiles, heridos de muerte por el mercado, que jadeando por toda la geología del globo no dejan de producir, por un lado en las torres, bombeando lo que todavía queda del oro negro en lo profundo de los pozos, y por el otro lado, la artillería del fracking para fragmentar las lutitas,contaminando los vasos acuíferos.Pero ciertamente el año 2014 marcó el umbral del fin de la era petrolera y las investigaciones científicas se están moviendo rápidamente en torno a la energía. En Madrid y Barcelona se acaban de inaugurar las primeras flotas de taxis eléctricos. En New York, Los Ángeles, estos carros ya se venden a precios bajos. Las grandes automotrices como Toyota Y G.M. todos los años sacan modelos cada vez más sofisticados de automóviles híbridos. Todo esto es el atisbo del adiós al oro negro.

Finalmente el mundo ha levantado la cabeza, para dejar de ver la geología y orientar su mirada hacia la fuente inagotable de energía limpia y barata:el sol. Fue el astro rey el que dio origen al petróleo, dejando su chispa de energía en los fósiles, pero es recién ahora que el hombre experimenta con sus fotones que llueven sobre el planeta para obtener de ellos la energía de una manera directa y limpia. Por los campos de Europa, a diestra y siniestra de las autopistas se ven paneles solares. Son los primeros trazos de lo que estamos buscando. No son la solución definitiva de la energía, (la energía que se obtiene por los sistemas fotovoltaicos vale actualmente el doble de la que se obtiene por el petróleo ), pero apuntan en la dirección correcta, y más temprano que tarde, la inteligencia humana dará en el blanco, remontándonos a los orígenes de la vida, cuando hace 3,500 millones de años , las cianobacterias inventaron la manera de robar la luz del sol para transformarla en energía química con la cual romper una molécula de dióxido de carbono en oxígeno y carbono que desencadenaría el proceso de la fotosíntesis, la primera llave de la vida, y decimos más temprano que tarde porque ya Panasonic acaba de inventar lafotosíntesis artificial, mediante la cual la humanidad se abastecerá de energía limpia barata e inagotable.

Quedará mucho petróleo y lutitas en las entrañas de la tierra, pero nadie losquerrá. Su precio habrá llegado a $ US 0. Será a mediados de siglo.

Categoría: Economía Mundo | Claves: Petróleo