El artículo del NYT sobre los “chivos expiatorios de Venezuela”

El gobierno venezolano ha deportado a unos 1.400 colombianos en el último mes, según cifras de las Naciones Unidas. Además, unos 18.000 colombianos han dejado el país por iniciativa propia.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)– De acuerdo con un reciente artículo de Naky Soto Parra para The New York Times, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha luchado para reafirmar la autoridad del gobierno, con un escenario de escasez, caída de los precios del crudo, inseguridad e impopularidad que poco ayuda. A juicio del escritor, lo que sucede en la frontera es la “oportunidad inesperada” que el régimen de Maduro había estado esperando.

“Tres oficiales militares venezolanos en una barriada cerca de la ciudad de San Antonio, en el estado Táchira, en la frontera con Colombia, fueron emboscados por dos hombres en una motocicleta. Los oficiales no fueron asesinados y los atacantes no fueron identificados, pero en cuestión de horas Maduro calificó el caso de ataque paramilitar y anunció una ofensiva contra supuestos traficantes colombianos y criminales en Venezuela”, plantea el texto titulado: Los migrantes colombianos son los chivos expiatorios de Venezuela.

Y continúa, haciendo mención a que no es la primera vez que los colombianos han sido culpados por problemas venezolanos. Esto también sucedió durante la década de los ochenta cuando se registró un aumento de la delincuencia.

Maduro ha tomado la búsqueda de chivos expiatorios a niveles sin precedentes después de la emboscada en San Antonio el mes pasado.

El gobierno venezolano ha deportado a unos 1.400 colombianos en el último mes, de acuerdo con cifras de las Naciones Unidas. Asimismo, más de 18.000 colombianos han dejado el país por iniciativa propia.

De acuerdo con Soto, por sellar la frontera y tomar medidas enérgicas contra los migrantes colombianos, el gobierno venezolano está atacando las consecuencias de sus problemas en lugar de sus causas.

“Este gobierno controla toda la economía a través de reglamentos supervisados ​​por un sistema burocrático engorroso: desde la producción de bienes para su venta al mayor hasta la distribución. Sin embargo, trata de pasar la culpa de sus fracasos (a otros)”, sentencia.

Según el texto del NYT, migrantes colombianos están sufriendo innecesariamente en las manos de un gobierno que trata desesperadamente de salvarse tratando de despertar el sentimiento nacionalista.

Finalmente, el escritor se usa como ejemplo para retratar el drama de cientos de venezolanos que deben hacer “obras y malabares” para conseguir bienes y productos básicos: “Qué vergüenza he pensado yo mismo esta semana teniendo que soportar una vez más durante horas y horas en largas filas fuera de los supermercados. La mayoría de los días en la Venezuela de Maduro no puedo encontrar huevos para comprar para el desayuno, y cuando lo hago, descubro que ya no puedo pagarlos”.