El astronauta Miguel López-Alegría ahora desempeña su conocimiento en empresas tecnológicas

Continúa con su carrera espacial pero con los pies sobre la tierra.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Miguel López-Alegría

(EE.UU, Nueva York. dpa) – La intensa vibración de los cohetes atravesando la estratósfera no se percibe igual desde los despachos de las empresas tecnológicas. Alejado de las plataformas de lanzamiento, Miguel López-Alegría, el primer hombre nacido en España en viajar al espacio, se desempeña ahora como consultor empresarial.

El comandante López-Alegría (Madrid, 1958) cambió hace años los pesados trajes espaciales por chaqueta, camisa y zapatos. Pero Michael, como es conocido fuera de España, parece no haber perdido la fascinación por la carrera espacial y la innovación tecnológica que permita seguir explorando el universo.

Miguel López-Alegría repasó la carrera espacial internacional, con pinceladas de su propia experiencia vital, en un evento en el Instituto Cervantes de Nueva York organizado por ECUSA, la asociación de españoles científicos en Estados Unidos.

En una época en la que los proyectos de turismo espacial promovidos por empresas privadas empiezan a robar protagonismo a los grandes proyectos gubernamentales, López-Alegría vaticina un importante auge de este sector.

No se sabe si el modelo de negocio es sostenible a largo plazo, pero está claro que, si se demuestra que es rentable, (la carrera espacial) va a avanzar en mucho menos tiempo que lo que tardaría un gobierno en impulsarla

Como ejemplo, el ex comandante explica que la NASA ha cambiado de un modelo basado en controlar todo el proceso operativo a uno centrado en subcontratar casi todos los aspectos de la operación a empresas privadas y ahorrar “entre una décima y una quinta parte” del coste que la agencia espacial americana habría empleado en el mismo proyecto. Y todo gracias a que la posibilidad de ganar dinero hace que las empresas privadas “puedan ser mucho más innovadoras que la NASA”.

LEJOS DE LLEGAR A MARTE

A pesar de recientes fracasos en tests de viajes espaciales comerciales y algunas críticas recibidas por las industrias del sector, para López-Alegría ni esta industria se ha visto particularmente afectada ni los protocolos de seguridad han observado reducciones.

“La peor noticia para una empresa comercial de viajes espaciales sería la muerte de un cliente, por lo que su interés en mantener la seguridad es igual o mayor que el de un país”, aclara.

Para alguien cuyos cuatro viajes y diez paseos espaciales contribuyeron a la construcción de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), el futuro del mayor y más complejo objeto artificial en la órbita terrestre es de sumo interés.

“El año 2028 es una fecha mágica porque es cuando los materiales de la ISS van a caducar, y para prolongar la vida de la Estación habría que gastar mucho dinero en recertificarlo todo”

Aunque no descarta que, si las distintas agencias espaciales y sus gobiernos se ponen de acuerdo, la Estación pueda seguir con vida un tiempo más.

Con respecto a China y su, para muchos, sorprendente carrera espacial, el estadounidense de origen español restó méritos a sus logros. “Están invirtiendo mucho y tienen muchos recursos porque no tienen que contestar a nadie”, afirma, pero “empezaré a estar impresionado cuando aterricen en la Luna”.

¿Y Marte? Mientras la película “The Martian” deshoja la margarita de los Oscar, López-Alegria, que opina que la cinta “no está mal, a pesar de algunas cosas que son imposibles”, no prevé que el ser humano vaya a llegar al Planeta Rojo “en ningún momento cercano”.

El efecto perspectiva

López-Alegría no escatimó halagos a la audiencia que se congregó para escuchar sus palabras, formada principalmente por científicos e ingenieros españoles que dejaron atrás España para desarrollar su carrera profesional en el extranjero.

“La ingeniería española es puntera, pero en España falta iniciativa y no es por falta de ideas sino porque no hay un marco que permita a las empresas intentar hacer cosas y poder fallar”, resaltó.

El astronauta recordó que, si bien el lema de la NASA es “failure is not an option” (el fracaso no es una opción), para los emprendedores, en su opinión, “failure is the only option” (el fracaso es la única opción).

“Si no lo intentas y fallas, nunca lo vas a conseguir, pero para la mentalidad española si alguien falla es un auténtico fracasado”, lamentó.

Pese a ello, para el comandante MLA, iniciales por las que era conocido en la NASA, donde batió los récords de mayor tiempo acumulado de paseos espaciales (más de 67 horas) o el vuelo espacial más largo (215 días), hay esperanza para la ingeniería espacial española.

“Estoy entusiasmado con la empresa 02Infinity, de unos jóvenes emprendedores españoles que han iniciado un proyecto de lanzar cohetes en globos”

La iniciativa, con sede en Barcelona, planea llevar a sus clientes al espacio en globo y, además, utilizar ese medio de transporte para lanzar cohetes al espacio.

Para el actual consultor, parte de la importancia de proyectos como éste radica en que hace posible ampliar el conocido como “efecto perspectiva” (overview effect), es decir, la sensación que una persona experimenta cuando ve la Tierra desde más allá de la atmósfera.

La observación del planeta desde el espacio, a menudo percibida con una noción de fragilidad, provoca, según el antiguo comandante, un cambio en la mentalidad de los astronautas y un aumento del compromiso para cuidarlo.

“Si conseguimos incrementar el número de personas que viajan al espacio y sienten este efecto -vaticinó- estaremos también logrando un mundo mejor”.

Categoría: Mundo | Claves: ISS Miguel López-Alegría Nasa