El brasileño que brilla en Berlín o en Temuco

"Neymar es sin duda decisivo. Ha jugado tres finales en España con un desgaste enorme y viene a esta competición con mucha determinación, a vencer y resolver como en Barcelona", ha dicho Dunga sobre su estrella

El brasileño que brilla en Berlín o en TemucoCréditos: Edison Vara / Reuters
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Temuco, Chile. DPA) – A Neymar le da igual el glamour de una gran final en Berlín o el frío estadio de Temuco, casi en el fin del mundo: en su estreno en la Copa América, el astro de Brasil dio continuidad al gran momento que vive.

Neymar cerró al final el 3-1 del Barcelona contra la Juventus en la final de la Liga de Campeones el 6 de junio, y el domingo apenas necesitó cinco minutos para rematar de cabeza un centro de Dani Alves e igualar el partido ante Perú, que se había adelantado en el marcador.

La gran esperanza brasileña, que comparte ataque con Diego Tardelli, jugador de la liga china, acabó así con un posible ataque de pánico amarillo, cuando la afición peruana en la fría Temuco gritaba “7-1, 7-1”, el resultado que acompañará a la “canarinha” ya hasta el fin de los días.

“El triunfo es importante por la ansiedad. Ahora habrá más tranquilidad”, dijo Neymar, que dio al seleccionador Dunga su undécimo triunfo en 11 partidos con una brillante asistencia en el tiempo de descuento para el gol de Douglas Costa.

“NEYMAR ES SIN DUDA DECISIVO”

Neymar, el hombre al que Dunga entregó el brazalete de capitán tras el Mundial en detrimento de Thiago Silva, fue la luz de un equipo en construcción que mostró buenas cosas en Temuco, pero al que hoy le falta el talento que en el pasado siempre le sobró. Sólo el astro del Barcelona es diferente. Anotó, asistió a Costa y remató al larguero.

“Neymar es sin duda decisivo. Ha jugado tres finales en España con un desgaste enorme y viene a esta competición con mucha determinación, a vencer y resolver como en Barcelona”, dijo Dunga, que trató en vano de repartir protagonismo.

“Por tipo de juego, marcajes, árbitros, la Copa América es una competicion diferente”, agregó el técnico, dando valor a la actuación de su estrella. Pero a Neymar no le importa si hace frío o calor, jugar ante la Juventus o ante Perú, junto a Lionel Messi o al lado de Diego Tardelli, vestirse de azulgrana o de amarillo.

SUS ASOMBROSOS NÚMEROS

La sensación de peligro constante que dejó en el césped de Temuco la refrendan los números. Neymar ha anotado ocho goles en sus últimos siete partidos con Brasil, incluidos amistosos. En la temporada recién acabada con el Barcelona anotó 39 tantos en 51 partidos y el domingo continuó con el gol ante Perú su racha final con el conjunto azulgrana: marcó en 11 de los últimos 14 encuentros, totalizando 13 tantos.

Capitán con sólo 23 años, es el quinto goleador histórico de la “selecao”: 44 en 64 partidos. Los 77 del “rey” Pelé, el líder, son cuestión de tiempo. Entre ambos, sólo Zico, Romario y Ronaldo, todos mitos del fútbol brasileño.

“Quiero continuar logrando marcas aquí, goles, títulos”, dijo despreocupado “Ney”, que ha logrado el triplete con el Barcelona -Liga, Copa y Liga Campeones- y que puede presumir de haber marcado en una final europea y en una de Copa Libertadores.

Hasta Dunga, convencido de la importancia del grupo y alérgico a la individualización, admite la diferencia de Neymar.

“Cuando llegamos, pensamos en colocar como capitán a un jugador como él por su carisma, por lo que representa para el fútbol, por su personalidad. El fútbol está muy vinculado a los niños, a las personas alegres, y eso es lo que él representa. Además, es un jugador excepcional”, reconoció el sábado.

“NEY”, LA LUZ DE BRASIL

Ante la zozobra del “futebol”, Brasil se ha puesto en manos del orden y la disciplina de Dunga y de la sonrisa y el talento de Neymar.

Ya sea porque no disputó por lesión el fatídico partido de la derrota por 7-1 ante Alemania o por su carácter despreocupado, el astro no conoce la ansiedad ni el miedo. Para él es como si el “Mineirazo” nunca hubiera sucedido. Juega como si la presión de tener un país entero sobre sus huesudos hombros fuera simplemente un lateral fácil de esquivar.

“Se encamina a ser uno de los mayores jugadores de todos los tiempos. Ocupa todos los espacios del césped, con un repertorio asombroso”, escribió la noche del domingo el portal brasileño UOL, rendido a la única luz de Brasil en tiempos de tinieblas.