El calvario de las empresas de EEUU por la crisis en Venezuela

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- Cnbc publicó un artículo en el que afirma que 64 de las 500 compañías que se agrupan en el índice S&P 500 y que tienen operaciones en Venezuela informaron a sus inversionistas sobre la difícil situación para producir en medio de los controles de precios y el sistema cambiario y advirtieron sobre una posible cancelación.

A continuación puede leer un extracto del artículo:

Crédito: Cnbc

La implosión económica de Venezuela y el desplome del Bolívar están afectando a las empresas estadounidenses que mantienen intereses en la nación sudamericana.

Al menos 64 compañías conglomeradas en el índice Standard and Poor (S&P 500) -alrededor del 13% del total- informaron a los inversionistas este año a través de reportes, las cancelaciones y anulaciones derivadas del riguroso seguimiento gubernamental sobre las exportaciones y el cambio de divisas

Venezuela ha dependido durante mucho tiempo de la renta petrolera para sustentar los programas sociales gubernamentales. Cuando los precios del petróleo cayeron en 2014, el presidente Nicolas Maduro respondió al déficit presupuestario imprimiendo dinero, estableciendo controles de precios y endureciendo el acceso a dólares estadounidenses, lo que llevó a una exorbitante inflación, la cual se espera que supere el 1.600% en 2017.

Sin bienes básicos como alimentos y medicinas, el país enfrenta una grave crisis humanitaria y financiera que no ha exceptuado a las compañías norteamericanas, las cuales han evidenciado el colapso de un mercado otrora lucrativo y la liquidación o la cancelación de las instalaciones de producción ante la escasez de materias primas y las fluctuaciones salvajes de las divisas.

Al menos diez grandes empresas de Estados Unidos han optado por utilizar un atípico cambio en sus normas contables para “desconsolidar” sus operaciones en Venezuela, removiendo esos subsidios de sus estados financieros y colocándolos en una gran factura. Dentro de esas compañías se incluyen PepsiCo (USD 1.4 billones ), Mondelez ( USD 778 millones), Goodyear (USD 646 millones) y Procter & Gamble (USD 2.1 billones).

Para algunas empresas, la decisión de desconsolidar no otorgó dividendos al final del año 2015 cuando la mayoría de las compañías presentó los costos, pero ha seguido disminuyendo las expectativas de las ganancias esperadas en 2016. Otros han optado por cerrar sus operaciones en Venezuela por completo: General Mills por ejemplo, fue vendida en marzo a Lengfeld Inc., una inversión venezolana privada, aceptando una pérdida de al menos USD 35 millones.

La firma Kimberly-Clark, que producía productos de limpieza para el hogar, también se retiró de Venezuela en 2016. Al final del año pasado, la compañía desconsolidó sus activos en el país y detuvo las operaciones en su planta en Caracas durante el mes de julio. El gobierno tomó rápidamente la planta y se comprometió a continuar con la producción para los venezolanos.

Otras empresas han seguido operando en Venezuela, a pesar de las escandalosas pérdidas en ganancias por el control de cambio y los continuos problemas de producción. Coca Cola, por ejemplo, redujo la producción en algunos mercados debido a la escasez de azúcar y ha reportado pérdidas por USD 132 millones desde el comienzo de 2015.

Los directivos de la compañía, no descartan seguir el mismo camino de General Mills si la situación empeora.

Si quiere leer el artículo original en inglés, haga click aquí.




Categoría: Economía