La contundencia de MCM: “Este año habrá un cambio de Gobierno, falta poco”

"La transición que vivimos en Venezuela no es cualquiera, no ha habido otra en la historia tan complicada"

Publicada por: el dasilvalissette89@gmail.com

(Caracas, Venezuela) – Con el paso de los días Venezuela se hunde cada vez más en una crisis política y económica que muchos han considerado la peor de la historia del país. El aheleo de recuperar el poder adquisitivo, la seguridad o de simplemente volver a ver anaqueles llenos, resulta cada vez más lejano.

Tras 17 años de un modelo socialista que hoy es conducido por Nicolás Maduro, es casi inimaginable pensar que otras alternativas políticas realicen la implementación de un nuevo sistema que lleva a Venezuela por las vías del progreso y la abundancia.

Sin embargo, la popularidad de Maduro sigue en picada y ya se habla y debate sobre los mecanismos para hacer en Venezuela un borrón y cuenta nueva, que permita al ciudadano disfrutar de sus tiempos libres en familia en vez de estar en una interminable cola de fin de semana para llevar algunos pocos productos de la cesta básica a casa.

¿Pero cómo volver a ser un país progresista? Para ello diversos políticos de oposición han planteado la urgencia de un cambio inmediato de régimen.

Varias son las alternativas en el tapete, pero de forma exclusiva María Corina Machado explicó a Sumarium.com la que ella encabeza: La renuncia.

Mecanismo que a juicio de la exdiputada es el “más expedito” y no pasa por la acción de poderes públicos “arrodillados a los mandatos del Gobierno”.

1.- ¿Por qué inclinarse hacia la renuncia de Maduro?

R: La más importante es la urgencia en la gente y el costo humano que se está viviendo cada hora que pasa… Maduro ni quiere ni puede resolver la situación del país, porque nadie, absolutamente nadie, ni dentro del propio oficialismo hoy confía en él.

Todos los mecanismos constitucionales que se han venido discutiendo, enmienda y revocatorio, Asamblea Nacional Constituyente, tienen pasos y lapsos que hacen que no tengamos un nuevo Gobierno antes de un año, año y medio. Y mi pregunta es ¿Puede la Venezuela que hoy está en la desesperación más profunda esperar ese tiempo?

El tiempo político tiene que ajustarse al tiempo humano, al drama social. Por lo tanto el mecanismo más expedito, el que se ajusta al clamor nacional, es la renuncia de Nicolás Maduro.

La ética de la urgencia es lo que nos tiene que obligar a entender que para que haya un cambio significativo, profundo y efectivo en este drama que vive la sociedad venezolana tiene que haber un cambio político

Eso requiere un poco de sensatez. No hay un solo caso en la historia de la humanidad en el que se haya producido una renuncia voluntaria.

Es decir son las circunstancias que hacen que un gobernante, sea demócrata o tirano, tenga que entender o se le haga entender que por su bien y por el bien de toda una nación tiene que ponerse a un lado para iniciar un proceso de reconstrucción del país.

A partir del cual, en un Gobierno de Unidad Nacional, porque debemos estar todos los venezolanos comprometidos con ese enorme esfuerzo de salvar a Venezuela. A partir de allí viene un plan de reconstrucción de emergencia de 100 días, donde veremos la diferencia.

2.- ¿Cómo hacerle “entender” al presidente que debe renunciar?

R: Como se llevó el 6D, él decía horas antes que no iba a aceptar resultados, que se iría a la calle y armaría un zafarrancho. Pero confluyeron una serie de fuerzas:

– La primera, la gente en la calle: Desde el 2014 en adelante los venezolanos no hemos dejado de estar en la calle y esa es una fuerza indetenible.

– La segunda, la fuerza de la comunidad democrática internacional: Buena parte de ella hasta hace unos meses había permanecido indiferente o cómplice, pero entendió qué es lo que está en juego en Venezuela y que es mucho más que una crisis política o económica. Es ya una crisis humanitaria que puede convertirse en una crisis de seguridad que traspase las fronteras venezolanas.

– La tercera, la fuerza de la institución militar: el 6D los militares, desde abajo hasta arriba, hicieron entender al Alto Mando que no iban a tolerar actos violentos que alteraran la expresión de la soberanía popular.

Esas fuerzas están presentes y mucho más claras el día de hoy porque el régimen ha llegado a extremos que no se vieron el año pasado, en toda su brutalidad. Lo más reciente, el golpe de Estado que a través del TSJ pretende aniquilar la gestión y legitimidad de la AN.

Yo saludo que la Asamblea Nacional haya acordado proceder en dirección a la activación de la Carta Democrática Internacional.

3.- De no ser viable la renuncia, que opción apoyaría usted ¿La enmienda o el revocatorio?

R: Ambas son viables y legítimas, pero debemos entender que ambas pasan por decisiones y acciones de órganos del poder público, que hoy está más que claro que están absolutamente subordinados al régimen actual.

Yo creo que podemos salir adelante. Tengo una enorme confianza de lo que hemos aprendido como sociedad y de lo que estamos dispuestos a hacer, sin miedo, por enfrentar a este régimen.

Nadie puede dudar que el CNE, TSJ, la Fiscalía, entre otros, están absolutamente de rodillas siguiendo instrucciones del régimen.

Por lo tanto al final la conclusión a la que llegamos es que para lograr el cambio del régimen, hoy más que nunca, se requiere una fuerza ciudadana en un gran movimiento social que exija ese cambio político. Por eso yo he insistido en que hay que lograr articular a los gremios, trabajadores, artistas en un enorme movimiento que le demuestre a Maduro que se tiene que ir.


3.- ¿Entonces son medidas inviables?

R: Ambas requieren primero cambios institucionales. Por eso es que en este momento considero que la renuncia es la que ofrece los plazos.

4-. ¿Cuál es la prioridad en este momento?

R: Considero que la prioridad tiene que ser concentrarnos en lograr en la mayor brevedad el cambio de régimen. Pero también en qué se va hacer y cómo se va a conducir al país. No solo quién.

“Para detener lo que hoy es una hemorragia en vidas humanas y financiera debe producirse un cambio de régimen”. 

Si algo hemos aprendido es que con los caudillos Venezuela ha encontrado derroteros terribles, es el momento fundamental de plantear qué vamos a hacer.

5.- ¿Qué mecanismo se debe utilizar para elegir al próximo candidato presidencial?

R: Yo creo que si algo ha quedado claro, es que de ahora en adelante, todas las decisiones tienen que ser sobre la base de consultas, en este caso primarias.

Para que la población decida y no grupos cerrados.

6.- ¿Dan los tiempos para realizar primarias?

R: Si hay voluntad política, absolutamente sí…

6.-¿Estará su nombre en esas primarias?

R: Mi nombre está en la calle con la gente, allí es donde quiero que se encuentre, y en los corazones de los venezolanos que saben que por encima de cualquier aspiración personal o legitimo deseo de servicio, estamos tratando de salvar a Venezuela de una debacle y una tragedia aún mayor.

7.- ¿Cómo ve la transición?

R: La transición que vivimos en Venezuela no es cualquiera, no ha habido otra en la historia tan complicada. Porque no solamente se trata de salir de un régimen totalitario para avanzar hacia la democracia, adicionalmente es un régimen mafioso con vínculos a grupos delictivos organizados y se tiene al país sumido en una crisis humanitaria.

Vienen días muy duros, eso va a requerir una enorme fortaleza física, pero sobre todo, espiritual. Debemos asumir que esto es una lucha existencial y de valores que tenemos y vamos a ganar.

8.- Hablando de plazos, ¿Cuándo se llevaría a cabo el cambio de Gobierno?

R: La transición en Venezuela está en marcha, no es un proceso sencillo porque son 17 años en los cuales se ha utilizado toda la fuerza y recursos del mundo para cercenar y debilitar las bases de la institucionalidad, así como las morales de la sociedad.

El régimen prefiere ver a una Venezuela arrasada a aceptar que sea libre. Pero muy pronto veremos cómo salimos de esta tragedia y será reconocido como el ‘Milagro venezolano’

Por lo tanto es un proceso arduo. Es un parto lo que estamos viviendo en Venezuela pero ya está en proceso, que evidentemente se está acelerando por las propias acciones y desesperación del régimen.

Maduro es presa y es parte de las mafias que controlan Venezuela. Cuando vez que se toman decisiones para favorecer a unos cuantos, que reciben lo que quieran, los escasos dólares que hay, sacrificando una población que se está muriendo de mengua y de hambre, nos damos cuenta de la magnitud de la degradación moral y de la penetración de redes criminales en la dirección del país.

Eso nunca había ocurrido en la historia de Venezuela. Por otra parte, yo estoy convencida de que tenemos la capacidad de recuperarnos de este ataque monstruoso del que ha sido víctima la familia venezolana. De recuperar la confianza.

9.- Siendo más específicos

R: Estamos viviendo días que van a impactar decisivamente lo que será la vida de millones de venezolanos. Yo estoy absolutamente convencida de que el cambio de Gobierno se lleva a cabo este año, falta poco.

Venezuela será pronto una tierra de abundancia. La historia va a reconocer el aporte de todos aquellos que hemos asumido esto, no como una lucha político electoral, sino como una lucha existencial. Nuestros hijos crecerán en una Venezuela libre gracias al aporte de millones de venezolanos que, ahora sí unidos de verdad, crearemos las bases y los pilares para que más nunca vuelva a instaurarse una tiranía en nuestro país.