El camino es el diálogo y no una “marchita o marchota suicida”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, Jesús “Chúo” Torrealba, criticó hoy que haya quien se excuse en la falta de condiciones para sentarse en la mesa de diálogo con el Gobierno.

“La única condición real para que haya diálogo es que haya un conflicto por resolver que no sea con violencia, esa es la condición real, y conflicto hay (…) aquí hay un inmenso país que demanda cambio y está desarmado, y una cúpula que se niega y está armada hasta los dientes”, aseveró Torrealba al tiempo que apuntó que nadie puede escoger con quien dialoga sino que “uno dialoga con quién tiene la obligación”.

Razón por la que -dijo- la MUD aprovecha la “inmensa oportunidad que brinda el Vaticano”.

En cuanto, a lo que calificó “otro fantasma” del diálogo, el secretario de la Unidad enfatizó que la marcha a Miraflores no era ni es la solución: “Eso es una coba, es una idea que le quedó a algunos impresa en la cabeza desde el 2002. Los demócratas no tumban gobiernos con marchas, nosotros queremos quedarnos en Miraflores y la única forma de hacerlo es con votos”.

Calificó como “irresponsable” jugar con la vida de la gente y pensar que “tenían listo” al Gobierno y que el camino para lograr el cambio era esa marcha y no el diálogo: “Eso es una mentira sangrienta”.

“Quién quiera arriesgar su vida que arriesgue la de él”, recalcó Torrealba.

EL ENCUENTRO DE HOY

Destacó que el propósito fundamental de la oposición es lograr una solución electoral, “no porque sea más importarte” que la situación humanitaria, el desabastecimiento, presos políticos, sino porque representa “la garantía de que todo los demás temas sean resueltos”.

“El Referendo Revocatorio no está muerto, está secuestrado, por eso nuestra obligación de ir allí (a la mesa de diálogo) para tratar de rescatarlo”, aseveró.

Igualmente dijo que plantearan, hoy en la segunda sesión plenaria de la mesa de diálogo, la liberación de todos los presos políticos; y también que la tregua se acabó y la MUD retomará sus escenarios de lucha porque “no hay contradicción entre lucha y diálogo”.

En este sentido, especificó que se trata de retomar y diseñar una agenda de calle pero no la “marchita o marchota suicida” sino la calle “bien organizada” que sea sostenible para el país e inaguantable para el Gobierno.