“El Chapo” Guzmán será recluido en la misma cárcel de donde se fugó

Guzmán fue capturado por infantes de marina mexicanos la madrugada del viernes en Los Mochis, una ciudad costera de su estado natal, Sinaloa.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

El capo mexicano de la droga Joaquín “El Chapo” Guzmán, escoltado por soldados del ejército hasta un helicóptero que lo trasladará de un hangar federal en la ciudad de México a una cárcel de máxima seguridad, el 8 de enero de 2016. Crédito: Eduardo Verdugo/ AP.

(México. AP) — La Procuradora General de la República, Arely Gómez, dijo el viernes en la noche que Joaquín “El Chapo” Guzmán será llevado de vuelta a la prisión de El Altiplano, la misma cárcel de máxima seguridad de donde escapó el pasado 11 de julio mediante un túnel excavado hasta su celda.

Créditos: AFP

Guzmán fue capturado por infantes de marina mexicanos la madrugada del viernes en Los Mochis, una ciudad costera de su estado natal, Sinaloa, como resultado de la paulatina detención y desarticulación de la red que le ayudó a fugarse, de ubicación de casas de seguridad, labores de inteligencia e interceptaciones telefónicas.

“Otro aspecto importante que permitió precisar su ubicación fue el haber descubierto la intención de Guzmán de filmar una película biográfica, para lo que estableció comunicación con actrices y productores” que mantuvieron encuentros con sus abogados, dijo Gómez.

La fiscal general habló en el aeropuerto de la Ciudad de México donde los infantes de marina mexicanos mostraron a Guzmán a los periodistas. Vestía ropa deportiva de color azul oscuro, fue conducido hacía un helicóptero y al pasar frente a las cámaras los infantes de marina le obligaron a mirar hacia el lugar donde se encontraban la prensa.

Momentos después, Guzmán fue subido al helicóptero de la Armada para ser llevado a prisión. El presidente Enrique Peña Nieto anunció el viernes, primero en redes sociales y luego en un mensaje a la prensa, la recaptura de Guzmán, cuya fuga el 11 de julio fue especialmente humillante para él y su gobierno.

“Misión cumplida: lo tenemos”, fueron sus primeras palabras en Twitter.
“Se trata de un logro en favor del estado de derecho (…) una acción contra la impunidad”, dijo después el mandatario, quien añadió que era resultado de meses de “intenso y cuidadoso” trabajo de inteligencia y de coordinación entre las distintas instituciones del Estado, que permitieron desarticular la red de apoyo del capo y finalmente dar con él.

Posteriormente, el secretario de gobernación Miguel Ángel Osorio Chong matizó que la colaboración fue entre instituciones “nacionales”, a diferencia de lo ocurrido en la anterior detención, en la que colaboraron agencias estadounidenses.

La fiscal Gómez, al dar detalles sobre su captura, recordó que estuvieron a punto de atrapar al capo en octubre pero que se les escapó y no pudieron abrir fuego contra él porque iba con una mujer y una niña.

Más tarde, el cerco en torno al narcotraficante se fue cerrando y las fuerzas de seguridad limitaron sus comunicaciones. A finales de diciembre supieron de su intención de salir de la sierra donde se escondía — en las montañas entre Sinaloa, Durango y Chihuahua — para irse a una zona urbana.

Gracias al seguimiento de su círculo más cercano se identificó a un constructor de túneles que estaba acondicionando varias viviendas en Sinaloa y Sonora y así se ubicó una casa en Los Mochis que las fuerzas de seguridad estuvieron vigilando durante un mes.

UBICACIÓN

La madrugada del jueves, un vehículo llegó a una casa de Los Mochis que estaba siendo vigilada porque había movimientos inusuales en ella.

“Guzmán se ubicaba en el interior de dicho inmueble”, añadió Gómez, pero pese al operativo de la Marina, que acabó con cinco sospechosos muertos y otros seis detenidos, El Chapo logró escapar por el sistema pluvial de la ciudad, “lo cual ya se había considerado en la estrategia de captura”, añadió la procuradora.

Personal militar siguió al Chapo y a su jefe de seguridad, Iván Gastelum, alias “El Cholo Iván”, por los drenajes. Al verse perseguidos salieron a la calle por una alcantarilla y huyeron en un vehículo robado. Poco más tarde, el coche fue localizado en la carretera de Los Mochis-Navajoa.

Los marines trasladaron a los detenidos a un hotel de la zona a la espera de refuerzos y de ahí fueron al aeropuerto de Los Mochis y, ya por la noche, a la ciudad de México, agregó la Fiscal Gómez en una tardía rueda de prensa.

La noticia, que nadie esperaba, es un gran triunfo para el gobierno de Peña Nieto, que pasaba por uno de sus peores momentos. Las primeras felicitaciones llegaron de Estados Unidos, donde Guzmán enfrenta cargos en múltiples jurisdicciones.

Oficialmente no se ha hablado todavía de peticiones de extradición pero numerosos políticos ya las exigen para evitar una nueva fuga.

FELICITACIONES

“Felicito al gabinete de seguridad mexicano y al personal militar que trabajaron incansablemente en los últimos meses para llevar a Guzmán ante la justicia”, dijo la titular del Departamento de Justicia, Loretta Lynch.

Estados Unidos presentó una solicitud de extradición de Guzmán el 25 de junio pasado, antes de que escapara de prisión por última vez. En septiembre, un juez estadounidense emitió una segunda orden de captura donde lo acusa de crimen organizado, tráfico de drogas, lavado de dinero y homicidios, entre otros cargos.

El exprocurador general de la República de México, Jesús Murillo Karam, había sido particularmente insistente en que el país no iba a extraditar a Guzmán hasta que no hubiera cumplido las condenas impuestas por la justicia nacional.

Algunos en México dudaban que Guzmán fuera capturado vivo ya que el capo se había escapado en otras dos ocasiones, para volverlo a encarcelar en una prisión mexicana.

“Fue un gran éxito del gobierno. Mucha gente dudaba que se pudiera recapturar, pensaban que iba a ser una fuga de mucho tiempo, que le permitiera reconstruir todo su emporio”, dijo Raúl Benítez, experto de la UNAM en temas de seguridad. “Desde esta fuga última sólo estuvo buscando cómo esconderse, sin poder planificar residencia”.

Después de su primera captura en Guatemala en 1993, Guzmán fue sentenciado a 20 años de cárcel. En 2001 se escapó de una prisión de máxima seguridad, supuestamente en un carrito de lavandería, aunque algunos expertos dudan de esta versión y creen que huyó por la puerta principal vestido de policía.

Su segunda fuga fue mucho más elaborada. “El Chapo” se escapó de la prisión del Altiplano por un túnel de kilómetro y medio de largo, con electricidad, ventilación y hasta una motoneta que se movía sobre rieles, que conectaba la ducha que tenía en su celda con el exterior. Dada la envergadura de la obra, se presume que contó con la complicidad de funcionarios de la cárcel donde volvió a dormir la noche del viernes.

Crédito: Rebecca Blackwell/ AP.

Crédito: Rebecca Blackwell/ AP.