El comentario de Vladimir Villegas sobre la situación de Empresas Polar

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Video: Globovisión / YouTube

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El periodista venezolano Vladimir Villegas se refirió este lunes, en su programa Vladimir a la 1, a la situación de Empresas Polar, corporación que ha tenido que paralizar dos plantas de cerveza y malta porque el Gobierno venezolano no le ha vendido las divisas necesarias para la importación de materia prima, en medio de un férreo control de cambio impuesto desde hace más de 13 años.

A continuación, las palabras pronunciadas por Vladimir Villegas al inicio de su programa:

La suerte de Empresas Polar tiene que preocuparnos a todos, porque es una empresa nacional, que produce alimentos y otros bienes de consumo masivo aún en las más adversas condiciones. También es una fuente de empleos directos e indirectos, y por si fuera poco ha dedicado parte de su estructura y sus recursos a una labor de responsabilidad social que no puede ocultarse, así lo pretendan quienes se han planteado la tarea de convertirla en adversario, en lugar de allanar los caminos para el diálogo productivo, en estos momentos de serias dificultades económicas.

La paralización de las plantas de producción de malta y cerveza por la falta de asignación de divisas es un duro golpe, no al bolsillo de Lorenzo Mendoza sino a la fuente de trabajo de miles y miles de familias venezolanas. Es inocultable que existe una predisposición a acorralar a esta emblemática empresa venezolana, lo cual es absolutamente contradictorio con la supuesta disposición a trabajar con el sector privado y a captar inversiones nacionales y extranjeras.

Mientras a las Empresas Polar se le niega el acceso a divisas, a la competencia se le da trato preferencial en esa materia. No puede ser que el chorro de divisas se abra para unos y se cierre para otros de manera discrecional. ¿O acaso es moral, legal yconstitucionalmente aceptable esta situación? ¿Qué hay detrás de esto, además de una clara predisposición a perjudicar a un empresario enemigo” y beneficiar a un nuevo y supuesto mejor amigo de alguien con gran influencia en las alturas del poder?

Lo que queda claro es que ese camino de cazar peleas con empresas que atienden las necesidades de la población en tiempos de severa escasez no conduce sino al agravamiento de la crisis, a la pérdida de empleos y a consolidar en la población sentimientos de desesperanza y profunda frustración. La asfixia económica a Polar también alcanza a los ciudadanos, incluso a los incautos que celebran con lamentable inocencia la parálisis que por cuotas se viene produciendo.

Más que la suerte de Empresas Polar preocupa la suerte del país. No solo hay escasez de alimentos, medicinas y otros productos de consumo masivo. También sale a la superficie como la espuma de bebidas que pronto dejarán de producirse,la escasez de criterio para manejar esta situación que amenaza con dejar a Venezuela con uno de los motores que sí funciona. El de una empresa, con virtudes y también defectos, pero que en estos tiempos tan duros ha sabido ganarse el respeto de las grandes mayorías.

Lea también: “No vemos ninguna razón” para que el Estado no cumpla con Empresas Polar

Lea también: Polar cerrará sus plantas de Maracaibo y San Joaquín el viernes