El confuso caso de un venezolano en Madrid que pide dinero para “tratar su cáncer”

Serpa podría pasar del hospital a la cárcel tras reconocer que no pidió dinero por su cáncer sino porque no tenía casa ni recursos.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- El inmigrante venezolano de 31 años, Frank Serpa, que conmovió a cientos de personas en las redes sociales por la gesta que emprendió para combatir su cáncer, está siendo acusado de no tener ningún tumor y de aprovecharse de la nobleza de muchos españoles, para estafarlos mediante donaciones.

De acuerdo con un artículo publicado en Economía Digital Serpa empezó su campaña en 2014, mediante la publicación de fotos en varias redes sociales que los mostraban en una cama, con mascarilla y bata de hospital, con el pie de foto: “Tengo cáncer avanzado. Ayúdame con tus oraciones”.

Sin embargo, continuó pidiéndole ayuda directamente a venezolanos famosos en España, tales como Carlos Baute y rápidamente, sus mensajes se viralizaron por todos los medios. Incluso alcanzó a varios diarios digitales venezolanos, que reseñaron la historia del joven venezolano que se “fue a España para no tener que morir en Venezuela”.

En los reportajes difundían hasta los números de cuenta de Frank, quien necesitaba reunir 32.000 euros para tratar su extraño cáncer en el MD Anderson Cáncer Center en Madrid.

Entre tanto, la asociación Manantial de Corazones, (Amco), organizó un mercado solidario para recaudar dinero para el joven que decía tener un tumor en el cerebro, dificultades para moverse, convulsiones y problemas respiratorios (cuadro que se agravaba mientras Serpa continuaba solicitando donaciones).

NOÉ PERNÍA RESEÑA LA HISTORIA Y CONSIGUE INCONSISTENCIAS

Crédito: Noé Pernía/ Facebook

A raíz de la amplia cobertura mediática que recibió el caso, el periodista venezolano Noé Pernía se propuso cubrir personalmente la historia de Frank en el hospital donde se encontraba recluido. Pernía además empezó a indagar y contactó a los médicos y responsables de los hospitales Ramón y Cajal y el MD Anderson Cancer Center. Tras varias averiguaciones, comprobó que habían inconsistencias con la versión que había relatado el joven.

“Bajé la guardia con las comprobaciones periodísticas, pero no actué en este caso como periodista. Mi esposa lucha contra el cáncer y he apoyado públicamente la recolección de fondos para los afectados por esta enfermedad. Nunca se me pasó por la cabeza que alguien podía llegar a mentir con una enfermedad como ésa”, explica Pernía para ED.

Al descubrir el engaño, el periodista denunció sus hallazgos por las redes sociales y ofreció disculpas públicamente por haber formado parte de la campaña de Serpa para recaudar dinero.

“Me dijo que necesitaba los recursos para un tratamiento experimental en Houston Estados Unidos, pero todo era una farsa”, explica Pernía.

Según ED, el joven se aprovechó en la política legal de protección de datos y confidencialidad de las historias médicas en los centros asistenciales para cubrir la farsa y sostienen que falsificó el informe de la clínica MD Anderson para que nadie dudara de su palabra.

Sin embargo, admiten que la propia clínica no pudo “confirmar ni desmentir que el informe sea falso por la protección de datos”.

Asimismo, el diario español tuvo acceso a otro presunto informe médico del hospital Ramón y Cajal, que fue elaborado el 15 de diciembre, en el que se diagnostica a Serpa con epilepsia y neumonía.

“En ningún caso sufre cáncer, ni mucho menos metástasis, tal como aseguró el afectado en su campaña”.- ED

LA VERSIÓN DE SERPA

“Yo vine de Venezuela con cáncer para tratarme aquí. Vi por internet que el mejor hospital era el MD Anderson. No fui a la Seguridad Social porque me cobraban dinero por no tener papeles. Sé que me han denunciado a la policía por estafa. Pero la verdad es que no pedí dinero por mi cáncer sino porque no tenía casa ni recursos”, explicó el propio Serpa para el referido diario.

“Ahora ya estoy curado. Pero reducir mis problemas al cáncer que tuve es como decir que el problema de Venezuela es la delincuencia. Eso es simplificarlo. Todos sabemos que hay más problemas”, añade.

El charlatán también admitió que no tiene interés en dar declaraciones antes de asesorarse, ya que ha empezado a recibir insultos y amenazas por las redes sociales.

Según su versión, recibió 5.000 euros por los eventos benéficos y al más de 7.000 euros por las donaciones anónimas. Además, garantiza que tiene todas las facturas de lo que invirtió con ese dinero y que está dispuesto a entregarlas a las autoridades.

El joven fue dado de alta del hospital Ramón y Cajal este miércoles por una afección pulmonar en el hospital.




Categoría: Venezuela