El costo de una planta eléctrica para un centro comercial

Los centros comerciales estarían logrando autogenerar su energía al termino de la medida de racionamiento

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Los centros comerciales del país debieron ajustar sus horarios de trabajo de lunes a viernes de 12:00 pm a 7:00 pm para adaptarse al racionamiento eléctrico que se le aplicó recientemente al sector ante la inviabilidad de autogenerar su propia energía como solicitó el Gobierno.

En el país de 140 centros comerciales solo 40 tienen plantas eléctricas, según cifras de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales, Comerciantes y Afines (Cavececo). La razón, en el país se garantizaba el servicio de energía a estos comercios y no era un requisito para su operatividad la instalación de estos equipos.

Sin embargo, ahora ante los bajos niveles de los embalses que surten a las centrales hidroeléctricas del país se fijó esta medida que de acuerdo a lo expresado por el ministro de Energía Eléctrica, Luis Mota Domínguez, durará alrededor de tres meses.

UN PROBLEMA PARA LOS CENTROS COMERCIALES

El problema para la instalación de las plantas eléctricas en los centros comerciales pasa por un elevado costo, dificultades logísticas y el mantenimiento que requieren para garantizar funcionamiento a largo plazo.

César Estévez, administrador de Plantas Eléctricas Valencia, indicó a El Pitazo que un centro comercial, por lo general, requiere de 2 a 3 equipos que podrían costar entre 180.000 y 200.000 dólares. Esas plantas serían de 1.500 o 2.750 Kw. Si se hace la inversión para una planta eléctrica a gas, que suelen ser menos contaminantes, el costo asciende a los 450.000 dólares.

Estévez explica que a esta cifra se suma el problema de la asignación de divisisas a los importadores de plantas eléctricas ya que el Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex) desde agosto de 2015 ha autorizado para las empresas del rubro cerca de 5 millones de dólares para 40 empresas que distribuyen los equipos. Esto a su juicio es insuficiente porque solo para cinco plantas de 1.750 Kw se necesita un millón de dólares.

Denunció que el problema se replica en las ensambladoras del país que también sufren la sequía de dólares y han recurrido a sus propias divisas para traer las piezas, pero sin llegar a cubrir la demanda.

Además, el administrador de Plantas Eléctricas Valencia apuntó que el tiempo que tarda la importación e instalación de una planta eléctrica puede demorarse hasta 45 días, es decir que los centros comerciales estarían logrando autogenerar su energía al termino de la medida de racionamiento.

Por otra parte, especialistas en ingeniería aseguran que la mayoría de estos establecimientos no tomaron previsiones de espacio para ubicar plantas eléctricas y ahora les resultará problemático adecuar su infraestructura.

Por si fuera poco Cavececo argumenta que los centros comerciales solo consumen 2% del total de la demanda del país, por lo que este racionamiento no representa una solución significativo.