“Fue la desesperación”, el relato del saqueo en Ciudad Piar

En este centro de acopio que surte al Programa de Alimentación Escolar había productos Polar, desodorantes Every Night, pañales Huggies, leche condensada Los Andes y toallas sanitarias Always

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Humillados y cansados, así se sentían los habitantes de Ciudad Piar momentos antes de saquear un centro de acopio de Mercal, frente a los camiones repletos de productos básicos que noche tras noche salían de este establecimiento sin rumbo conocido.

Según la dramática publicación del diario El Correo del Caroní, escrita por la periodista María Ramírez Cabello, detalla que las calles de esta comunidad ubicada en el municipio Angostura del estado Bolívar vivieron un nuevo “31 de diciembre” al ver la cantidad de alimentos y productos en el local.

“Fue la desesperación, la gente buscando comida”
, afirmó el concejal Andrés Fayola, quien denunció que la gerente del almacén ubicado en la avenida Mack Lake dijo que “que no tenía nada que vender”.

A continuación parte de la crónica de María Ramírez Cabello :

La posibilidad de saquear fue comentada durante todo el jueves. Era el rumor cada vez más fuerte en las calles de Ciudad Piar, ubicada en el municipio Angostura del estado Bolívar, en donde los habitantes aseguran que la escasez es superior y la reventa impide comprar los alimentos de la canasta alimentaria, en un país con altos niveles de escasez y la inflación más alta del mundo.

En la localidad, con una gruesa población de trabajadores de CVG Ferrominera Orinoco por la cercanía con las valiosas minas de mineral de hierro que alimentan los procesos siderúrgicos de Guayana, comentan que productos básicos son revendidos a precios elevados. Un paquete de leche supera los Bs. 3 mil y el aceite ronda los Bs. 1.500, por ejemplo.

“No hay opciones para comprar. Además de los que venden carísimo, hay otros negocios privados de familias que han trabajado acá toda la vida. La comida les llega una vez al mes y las colas son kilométricas, y le dan a la gente un paquete de harina pan y un rollo de papel higiénico, porque la mercancía nunca es suficiente”, aseguró una vecina de Ciudad Piar.	

No hay sucursal ni de Mercal ni de Pdval para la venta al público y los operativos de venta que anteriormente realizaba la estatal FMO para sus empleados, fueron suspendidos.

El miércoles, un episodio abonó el terreno. Un grupo de personas que esperaban para comprar en el local El Paisa en el sector de Tocomita, a cinco minutos de Ciudad Piar, protagonizaron una pelea por alimentos.

“Es un negocio que han querido cerrar varias veces porque los precios son anormales, pero dicen que el dueño es un alto militar y por eso no lo cierran”, comentó una vecina de Ciudad Piar.

Con ese antecedente, relató el concejal Andrés Fayola, habitantes de Ciudad Piar pidieron a la gerente del centro de acopio de Mercal, ubicado en la avenida Mack Lake, que les vendiera algunos productos, “pero ella mandó a decir que no tenía nada que vender (…) la gente se sintió humillada”.

A las 7:00 de la noche del jueves, aproximadamente, la comunidad se organizó y se concentró frente al centro de acopio de la red estatal, que sirve de depósito de los alimentos del Sistema de Alimentación Escolar, conocido anteriormente como Programa de Alimentación Escolar (PAE). Había una patrulla de la Policía Municipal al frente.

Cuenta Luisana Uzcátegui, una de las mujeres que tras el saqueo fue detenida, que un funcionario policial dijo saqueen y esa fue la luz verde. Rompieron puertas y abrieron el portón grande del centro de acopio, que se convirtió en una mina de alimentos por una hora.

“No estaban llegando alimentos pero en las noches salían camiones del centro de acopio cuyo destino desconocemos, había mucha comida. La gente se cansó, se organizó y saqueó. Había productos Polar, desodorantes Every Night, pañales Huggies, leche condensada Los Andes, toallas sanitarias Always, la gente agarró todo”, contó.

Esos productos, dijo, llamaron su atención porque no son distribuidos en las sucursales de Mercal y, presumen, terminan en las minas. No solo cargaron con alimentos; se llevaron también computadoras y televisores de una oficina.

“Era como un 31 de diciembre, todo el mundo en la calle. Todo el mundo se puso de acuerdo. Había un camión y la gente se repartía la comida, pacas de azúcar, harina PAN”, cuenta un trabajador de Ciudad Piar, que prefirió no identificarse.

“Fue la desesperación, la gente buscando comida”, añadió Fayola, para explicar el asalto violento.

Cuando muchos cargaban pacas de caraotas o bultos de harina y azúcar y se devolvían a sus casas caminando o en carros, fueron interceptados. A Uzcátegui, efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana le dieron la orden de que se detuviera cuando se trasladaba en su vehículo.

“Nos apuntaron con un FAL y nos bajaron del carro. Al principio hubo agresiones psicológicas, nos quisieron intimidar. Se presentó la gente de la OLP (Operación de Liberación y Protección del Pueblo), con camisas que los identificaban, dijeron que los había mandado la alcaldesa Yusleiby Ramírez”.

En total, fueron 21 personas detenidas: 9 mujeres y 12 hombres. En el grupo había tres menores de edad y un joven con condiciones especiales. “Al muchacho especial lo golpearon, tenía moretones. A una vecina la amenazaron con violarla a ella y a su hija”.

Joven apareció esposado y golpeado

Los habitantes de Ciudad Piar se trasladaron hasta el comando de la GNB para exigir la liberación de los detenidos, que finalmente fueron liberados a las 3:00 de la madrugada aproximadamente. Los alimentos y productos de higiene personal fueron comisados por la GNB, “que los montó en un camión, supuestamente para llevarlos al Ministerio Público”.

Sin embargo, no todo terminó allí. Tras la liberación, se enteraron que un joven de la comunidad, Cristian Marcano, había desaparecido luego de que efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana lo detuvieran. Una hora después, apareció golpeado y esposado en la vía hacia la mina Altamira, por lo que fue trasladado a una clínica.

Este viernes, Marcano fue trasladado a Ciudad Bolívar para practicarle un examen forense, en vista del tiempo que permaneció desaparecido.

“Queremos que el país se dé cuenta de lo que ocurre. No había nada de comida, eso fue lo que motivó a saquear”, dijo Luisa Medina, tía del muchacho, quien se preparaba para participar en una marcha en la localidad para rechazar las agresiones de la GNB y exigir al Gobierno atender la crisis alimentaria.

Categoría: Venezuela | Claves: Ciudad Piar Mercal Saqueo