eltelegrafo

El Día Nacional del Cine obliga a pensar en su poder y sentidos

- Queremos construir una soberanía audiovisual para no seguir invadidos por toda clase de productos.

- El cine no solo lo hacen directores o guionistas, sino el público y un contexto social favorable para su mejor calidad.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Editorial El Telégrafo)- El cine, además de arte e industria, se ha convertido en uno de esos insumos para entender la realidad, comprender al género humano, sin descontar ser también un factor de encuentro global de todo el planeta. Se podría decir que gracias a las nuevas tecnologías es un elemento democratizador para conocer las realidades de culturas, países y grupos humanos distintos.

Y por eso la celebración del Día Nacional del Cine convoca a resaltar lo que hacen los cineastas y las cintas que nos identifican y dialogan con nuestras realidades. Hay que mejorar. Sí, apoyo ahora no falta. El Estado ha puesto mucha plata. Nos falta más calidad y mejor distribución. Pero sobre todo queremos construir una soberanía audiovisual para no seguir invadidos por toda clase de productos, que no necesariamente son malos, sino que construyen otros sentidos y hasta interpretaciones de nuestras propias realidades.

Y para terminar: el cine no solo lo hacen directores o guionistas, sino el público y un contexto social favorable para su mejor calidad.

Categoría: Opinión