El diálogo “mató al RR y atornilló a Maduro en el poder”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El presidente de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) José Antonio Colina, espetó que este 2016 ha sido un “gran fracaso” para la oposición pese a que ganó la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional (AN). “Terminó el 2016, Nicolás Maduro sigue en el poder; la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) está prácticamente fracturada; la AN no tuvo capacidad de maniobra ante la imposición del Tribunal Supremo de Justicia; hubo un punto de efervescencia con la protesta en la calle entre septiembre y octubre, pero lamentablemente la falta de direccionamiento político, la falta de objetividad, y el hecho de que cada quien jugara en su parcela, hizo que la oposición se sentara en una mesa de diálogo con el Gobierno que no solo mató el referendo sino que sembró la desesperanza en el pueblo y atornilló a Maduro en el poder”.

Agregó que el “gran triunfador” de este año es Maduro porque la MUD no tuvo la “fortaleza” para sacarlo del poder: “Por el contrario, Maduro salió más poderoso… El 2017 será difícil, porque encuentra a un Gobierno mucho más fortalecido y represivo, y a una oposición completamente fracturada y sin capacidad para enfrentar a ese régimen nefasto… Cuando se ganó la AN se despertaron las apetencias personales de ciertos factores políticos del país, sobre todo las de Henry Ramos Allup, luego vino la avanzada de Henrique Capriles, quien cree que es el eterno líder de la oposición, voceros de Voluntad Popular jugaron a defender su espacio, y ante esa situación, donde el objetivo fundamental no era salir de Maduro sino saber quién sería el líder de la transición, se fracturó la MUD porque cada quien jugó para su beneficio… A eso se le suma que cuando se sientan en el diálogo se le rompen las costuras a una oposición que está infiltrada, donde hay factores que le hacen el juego al régimen de Maduro, por ejemplo, el diputado Édgar Zambrano, Luis Aquiles Moreno, Timoteo Zambrano, aunado a la actuación fatídica, pesarosa y aberrante de Un Nuevo Tiempo (UNT)”.