El ejecutivo vasco que intenta desmentir la agobiante escasez que sufre Venezuela

Agustín Otxotorena tomó fotos de lo más lujoso y dijo que había de todo, pero se olvidó de lo que la gente intenta infructuosamente comer y usar todos los días.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Agustín Otxotorena, un ejecutivo vasco residenciado en Caracas, publica desde hace varios días en su cuenta en Facebook imágenes que darían cuenta de lo supuestamente bien que se vive en Venezuela.

“Si tienes dinero hay Whisky 18 años, Exquisito Ron Venezolano, Champagne Francés, Vodka ruso o sueco, bombones belgas, carnes sabrosas, langosta, ropa de marca, restaurantes exclusivos, discotecas espectaculares, playas con yates, clubs de golf de Hípica, de Tenis, de fútbol y todo un país dentro de otro país donde no hay pobres, las mujeres y los niños son rubios, van a colegios exclusivos, universidades exclusivas, y se divierten en la Isla Tortuga o el Archipiélago de Los Roques, donde los únicos negros o pobres son los camareros, el servicio o los de seguridad”, dice Otxotorena en una de las galerías de fotos que publicó en su cuenta en Facebook, donde suele criticar duramente al capitalismo y exaltar a la izquierda política.

El hombre agrega que “el universo de la (Lilian) Tintori y de sus acólitos no es de escasez precisamente. Y no hay un éxodo como el de los ñus en el Serenguetti por escapar del país, los aeropuertos no están colapsados de familias de clase alta huyendo del país. Los ricos y acomodados siguen en sus casas, en sus urbanizaciones, que no están despobladas, precisamente”.

Sin embargo, lo que abunda en sus fotografías es charcutería de lujo, licores y vegetales, cuyos precios cada día están más inasequibles para la inmensa mayoría de los venezolanos, en el país con la inflación más alta del mundo por tercer año consecutivo y con un Gobierno “socialista”.

En cambio, en ninguna foto de Otxotorena se ve alguno de los productos de la canasta básica, que son los que están desaparecidos de las mesas y supermercados: harina de maíz, harina de trigo, pan, pasta, mayonesa, margarina, mantequilla, salsa de tomate, jabón de tocador, champú, desodorante, crema dental, detergente para ropa, crema para afeitar, toallas sanitarias, fórmulas infantiles, pañales para bebés, pañales para adultos, leche líquida, leche en polvo, arroz, azúcar, café, aceite… Y un larguísimo y angustioso etcétera, además de los medicamentos.




Categoría: Mundo Venezuela