El empresario por el que condenan al Correo del Caroní

Fue imputado en 2013 por el tribunal 5to de Control, extensión Puerto Ordaz, por ser presunto cooperador en los delitos de peculado doloso propio, concertación de funcionario público con contratista y asociación para delinquir en el caso de corrupción de la FMO.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Redacción Sumarium) – De acuerdo con Runrunes, el 15 de junio de 2013 -tres días antes de ser detenido por un caso de corrupción en la Ferrominera del Orinoco (FMO)- el empresario guayanés Yamal Mustafá demandó por difamación al director del Correo del Caroní, David Natera Febres.

El también contratista de la gobernación del estado Bolívar y dueño del diario Primicia emprendió una acción judicial contra la cobertura periodística publicada por el diario regional que revelaba su vinculación con el llamado “Cartel del Hierro”, una red de negocios irregulares que involucraba a exfuncionarios, militares y empresarios de la región.

Dos años y nueve meses después, la demanda de Mustafá prosperó.

Entre la demanda y la condena dictada por el juez Beltrán Javier Lira, Mustafá permaneció detenido desde el 18 de julio de 2013 en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCM) de Ciudad Guayana hasta el martes 8 de diciembre de 2015, cuando el Tribunal 9 de control de Caracas (donde fue radicado su caso) decidió otorgarle una medida sustitutiva de libertad.

Detalla Runrunes que el abogado y empresario fue imputado en 2013 por el tribunal 5to de Control, extensión Puerto Ordaz, por ser presunto cooperador en los delitos de peculado doloso propio, concertación de funcionario público con contratista y asociación para delinquir en el caso de corrupción de la FMO. Aparte, le dictaron prohibición de movilizar cuentas bancarias así como enajenar bienes.

La detención de Mustafá por la entonces Dirección de Inteligencia Militar (DIM) el 8 de julio de 2013 provocó un escándalo regional porque involucraba en hechos de corrupción a un activo contratista de la gobernación de Bolívar de conocidos nexos con el mandatario estadal (Francisco Rangel Gómez).

Para el momento de su detención, manejaba 19 empresas que prestaban servicio a la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y entidades de la gobernación de Bolívar, desde ticket alimentación hasta exportación de minerales, indicó un perfil publicado en El Mundo Economía y Negocios (Emen).

AMISTAD

Mustafá y Francisco Rangel Gómez nunca negaron su relación de amistad, que se remonta a 2001 cuando el empresario trabajó como asesor jurídico de la CVG en el período en que el actual gobernador de Bolívar presidía el holding minero.

Hasta 2013, el gobernador de Bolívar no ocultaba sus relaciones con los empresarios y funcionarios públicos que imputados por corrupción por el caso del “Cartel del Hierro”.