El escándalo alcanza a la mano derecha de Blatter

En junio de 2007, Blatter lo designó secretario general de la FIFA y desde entonces actúa como número dos de la organización

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Nueva York, Estados Unidos. EFE).- Durante rueda de prensa, Joseph Blatter, presidente de la FIFA, anunció que pone su cargo a disposición del organismo e informó que habrá un congreso extraordinario para elegir al nuevo mandatario del máximo organismo futbolístico mundial.

Jerome Valcke puede ser la persona que hizo varias transacciones por 10 millones de dólares relacionadas con la red de corrupción revelada la semana pasada, según informa hoy el diario The New York Times. EFE / Patrick B. Kraemer

Tras este anuncio, continúan las investigaciones ya que uno de los hombres más allegados a Blatter también se ha visto inmiscuido en escándalos de corrupción. Jerome Valcke, secretario general de la FIFA y mano derecha de Blatter, puede ser la persona que hizo varias transacciones por 10 millones de dólares relacionadas con la red de corrupción revelada la semana pasada, según informa hoy el diario The New York Times.

El diario, que cita como fuente a funcionarios de Estados Unidos y otras personas conocedoras del caso, no identificados, asegura que el dato sitúa al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, “más cerca” del rastro de ese dinero.

Según el Times, esas tres transacciones por 10 millones de dólares, hechas entre enero y marzo de 2008, son un “elemento central” en el escándalo de corrupción que anunció la Fiscalía General de Estados Unidos el pasado miércoles.

La Fiscalía anunció cargos contra 14 personas de la FIFA y de empresas que hacen negocios con la organización deportiva por una serie de delitos que incluyen el de crimen organizado.

Aunque entre las catorce personas están dos vicepresidente de la FIFA, el uruguayo Eugenio Figueredo y el caimanés Jeffrey Webb, las autoridades de Estados Unidos no han indicado que existan cargos pendientes contra Blatter ni Valcke.

Según el Times, esos pagos por 10 millones de dólares son una “pieza clave” de las acusaciones de la Fiscalía General. Los fondos fueron utilizados para pagar presuntos sobornos para que Sudáfrica se quedara con la Copa Mundial de fútbol del 2010.

Las fuentes del periódico aseguraron que Valcke es el “oficial de alto rango” no identificado en el pliego de acusaciones. Según el Times, ese documento de la fiscalía no dice claramente que esa persona supiera que se estaba usando ese dinero para un acto de corrupción.

El periódico informa que Valcke respondió en un correo electrónico que no autorizó estos pagos ni tenía el poder para hacerlo, aunque, para el periódico, esa respuesta no implica que esté rechazando cualquier implicación con las transferencias.

Aun así, el Times asegura que la presunta vinculación de Valcke con estos pagos “plantea más preguntas sobre lo que sabía Blatter acerca de estas transferencias de dinero”.

La FIFA ha señalado que esos pagos fueron autorizados por Julio Grondona, presidente del comité de finanzas de la organización, ya fallecido, según las regulaciones de la organización.

Estas normas, agrega el diario, establecen que el secretario general de la organización es responsable del mantenimiento de las cuentas de la organización y tiene la autoridad para hacer transacciones.

El Times recuerda que cuando Blatter fue consultado la semana pasada sobre estos pagos dijo que “definitivamente” él no era el responsable. “Yo no tengo 10 millones de dólares”, respondió el titular de la organización a los periodistas.

El periódico recuerda que Valcke estuvo previamente implicado en una “controversia financiera” en una negociación con MasterCard y Visa cuando fue director de márketing de la FIFA, puesto del que fue cesado en diciembre del 2006.

En junio de 2007, sin embargo, Blatter lo designó secretario general de la FIFA y desde entonces actúa como número dos de la organización.

Valcke tenía que viajar a Canadá esta semana para asistir a una conferencia de prensa sobre la Copa Mundial de Fútbol de Mujeres, que se desarrollará este jueves, pero hoy decidió no asistir a ese evento, según informó la FIFA.

LA FIFA RECHAZA ACUSACIONES

Por otro lado y según reportes de la agencia de noticiaas EFE, la FIFA rechazó que su secretario general Jerome Valcke u otro antiguo dirigente “estén implicados en el inicio, aprobación e implementación” del proyecto por el que el Comité Organizador del Mundial de Sudáfrica 2010 hizo un pago de 10 millones de dólares a la CONCACAF.

En un comunicado hecho público este martes, la FIFA aclaró que “en 2007, como parte de la Copa del Mundo de 2010, el gobierno de Sudáfrica aprobó un proyecto de 10 millones de dólares para apoyar la diáspora africana en países del Caribe como legado del Mundial”.

Por parte del gobierno de Sudáfrica, y de acuerdo con la Federación de Fútbol de este país (SAF), se pidió a la FIFA que procediera a retener los 10 millones de dólares del presupuesto del Comité Organizador y los utilizara para financiar el “Programa Legado Diáspora”.

“La SAFA instruyó a la FIFA que el Programa Legado Diáspora debería ser administrado y aplicado directamente por el presidente de la CONCACAF, que en aquel momento era presidente adjunto del Comité de Finanzas, y quien debería actuar como el fiduciario de los fondos del programa”, añadió la FIFA.

El máximo organismo del fútbol afirmó también que “los pagos totales de 10 millones de euros fueron autorizados por el entonces presidente del Comité de Finanzas y ejecutados de acuerdo a las regulaciones de la FIFA“.

“La FIFA no incurrió en ningún coste como resultado de la petición de Sudáfrica porque los fondos pertenecían al Comité Organizador. Ambos, la Federación de Sudáfrica y el Comité Organizador, cumplieron con las formalidades necesarias para la enmienda presupuestaria”, añadió la FIFA.

Categoría: Mundo | Claves: FIFA Joseph Blatter