El Estado es “el único activador de la economía”, por eso la crisis

“Hay escasez, desabastecimiento y presencia intermitente en los anaqueles del comercio”, como consecuencia de procesos especulativos o de acaparamiento deliberado.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).“Día a día, la capacidad de respuesta de las empresas…se debilita aceleradamente”, así lo aseguran desde el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), desde donde se instó al Ejecutivo y al Legislativo a crear una política económica de Estado capaz de ofrecerle respuestas concretas y perdurables a los consumidores del país.

Según destaca nota de prensa, todo obedece a la inexistencia de bienes nacionales e importados, como a los efectos que provocan en cada unidad comercial la inflación, la inseguridad, los apagones, la escasez de agua y ahora también la voracidad fiscal del Poder Municipal.

A los comerciantes, explica Consecomercio, y a los expendedores de servicios, les corresponde darle la cara a los consumidores, muchos de ellos desesperados y, si se quiere, en actitud negativa a aceptar que la escasez no está siendo provocada por esos empresarios.

En este sentido, sostienen que “hay escasez, desabastecimiento y presencia intermitente en los anaqueles del comercio”, como consecuencia de procesos especulativos o de acaparamiento deliberado.

Por tal razón sostienen que la única causa de lo que ocurre en el país es que “no hay producción suficiente en el país para atender la demanda”.

Para Consecomercio, tampoco es totalmente cierta la especie de que aquí las crisis económicas obedecen a caídas en los ingresos provenientes del negocio petrolero. “No es un asunto de renta ni de indisponibilidad de recursos. Sí de administración eficiente, transparente y efectiva en el orden social”.

La crisis económica que actualmente vive Venezuela, “ha sido una consecuencia del propósito de convertir al Estado en el único agente activador de la economía”, a la vez que se anulan los derechos económicos ciudadanos, se restringe la libertad de emprender y se convierte a la empresa privada en un apéndice del capricho discrecional gubernamental.

Categoría: Economía Venezuela | Claves: Consecomercio