El Gobierno “está obligado a devaluar” el bolívar

El socio director de la firma venezolana de investigación de mercado y toma de decisiones Datanálisis, José Antonio Gil Yepes, señaló que ante la crisis el Gobierno puede optar por dos medidas: devaluar o promover las exportaciones no tradicionales, no petroleras, pero añadió que para eso hay que producir y habría que revisar las políticas de precios y de cambio.

El Gobierno “está obligado a devaluar” el bolívarYepes señaló que "el valor del bolívar para principios de este año era de aproximadamente 53 bolívares". Crédito: Aniger Esteves/ Sumarium
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Para el socio director de la firma venezolana de investigación de mercado y toma de decisiones Datanálisis, José Antonio Gil Yepes, la caída de los precios del petróleo obliga al Gobierno de Venezuela a devaluar la moneda. “No se puede tener el mismo tipo de cambio con un precio del barril petrolero a 100 dólares, que con un precio a 50 dólares”, dijo.

Durante el evento de celebración de los 30 años de Datanálisis, Gil Yepes señaló que la devaluación es necesaria desde 2009 y 2010 pero el Ejecutivo optó “por arrinconar al sector productivo privado para que no produzca, compensar la producción nacional con importaciones y darle al sector público el control de esas importaciones”.

Explicó que con la compleja crisis se vive actualmente en Venezuela, caracterizada por una economía en fuerte recesión, una elevada inflación, la más alta de América Latina, la escasez de productos de primera necesidad y el déficit fiscal que dejó el desplome de los precios del crudo, ahora el país necesita de una devaluación mucho mayor que la que era necesaria hace cuatro años.

“El valor del bolívar para principios de este año era de aproximadamente 53 bolívares, pero si a eso le ponemos una inflación de 150%, mientras las inflaciones de los socios comerciales venezolanos es de aproximadamente 3% y 4%, esos 53 o 60 bolívares van a tener que ubicarse en más o menos 150 bolívares por dólar, pero no son los 500 bolívares del mercado paralelo y ni siquiera son los 200 bolívares del Simadi”, indicó.

ESPIRAL INFLACIONARIA

José Antonio Gil Yepes también ofreció a la prensa sus comentarios y consideraciones sobre la elevada inflación que afecta los bolsillos de los venezolanos.

Calificó de “exagerada” la estimación que hizo el economista estadounidense Steve H. Hanke, quien señaló que la tasa de inflación en Venezuela durante los últimos 12 meses es de 615% y advirtió que el país “ya ingresó en una espiral de la muerte”.

“Yo creo que esa estimación (la de Hanke) es un poco exagerada, pero no me extraña una inflación entre 150% y 200% en 12 meses”, dijo, aunque su proyección es mayor a la que ha calculado Datanálisis en sus estudios, la cual pudiera variar entre 140% y 150% según ha informado Luis Vicente León, presidente de la firma.

Yo creo que esa estimación (la de Hanke) es un poco exagerada, pero no me extraña una inflación entre 150% y 200% en 12 meses

“Es una inflación muy grave, destructora e innecesaria”, agregó Gil Yepes al tiempo que la atribuyó a las políticas públicas desacertadas en materia de control de precios, control de cambio y a la sobrevaluación de la moneda a 6,30 bolívares “que no se la cree nadie”.

El socio fundador de Datanálisis explicó que como en los países que son socios comerciales de Venezuela, entre ellos Estados Unidos, China, Colombia, México y Brasil, la inflación es mucho más baja, lo que se compra con 6,30 bolívares en Venezuela es mucho menos de lo que puede adquirirse con un dólar en esas naciones.

Esa distorsión que se le conoce técnicamente como sobrevaluación de la moneda, sumado al control de cambio y a la inflexibilidad en el control de los precios, desestimulan las inversiones en el país “porque nadie puede producir a pérdida, agregó.

Gil Yepes dijo que ante la crisis el Gobierno puede optar por dos medidas: devaluar o promover las exportaciones no tradicionales, no petroleras, pero añadió que para eso hay que producir y habría que revisar las políticas de precios y de cambio.

“Si el Gobierno tomara la simple medida de facilitar e incentivar la exportación, aún manteniendo la inflexibilidad en el control de precios y los actuales tipos de cambio, pero dándole la tasa Simadi y el dólar libre a los exportadores no petroleros, estos pueden generar divisas que servirían para comprar sus insumos y tener una compensación en la ganancia de lo que pierde en Venezuela”, señaló.

REFERENCIA NACIONAL E INTERNACIONAL 

La empresa encuestadora celebró ayer 30 años como referente en el mercado venezolano. Crédito: Andrés Herrera/ Sumarium 

Este jueves, la firma Datanálisis cumplió 30 años de servicio en Venezuela. Su socio fundador, José Antonio Gil Yepes, consideró que el principal aporte de la empresa ha sido “la verdad y la objetividad en lo que se ve y se publica, gracias al afán que pone el equipo en obtener la mejor información” que los ha llevado a crecer y a colocarse como referente en el mercado nacional e internacional.

Para Gil Yepes, así como para los dos otros socios de Datanálisis, Luis Vicente León (presidente) y Carlos Jiménez (director), el reto y la responsabilidad de la empresa es mayor en la elaboración de estudios de mercado en un país donde no se publican cifras oficiales relacionadas con el comportamiento de la economía.

“No es la mejor forma de poder trabajar. En un país donde no se conoce el nivel de inflación, las estimaciones que se tienen son hechas por analistas, expertos, incluyéndonos a nosotros, por lo que el reto y la responsabilidad es aún mayor”, expresó.

Pero también el trabajo que realiza la empresa encuestadora puede resultar “el más difícil y retador de todos” en un país “donde la comunicación pública y de boca a boca la dominan los extremos”, agregó Luis Vicente León.

Sin embargo, León destacó que la verdad debe ser el valor fundamental. “Nunca se ayuda más que cuando uno se aferra a la verdad, cuando se es objetivo, cuando no se sucumbe a las presiones del entorno para sesgar la información o el análisis”.

Por Aniger Esteves.