¿El Gobierno le teme al liderazgo naranja? Así responde Voluntad Popular

VP "es un partido joven y que no solo está llamado a marcar el presente de Venezuela, sino el futuro".

Publicada por: el maumaitreb@gmail.com @Mariang_ab

A pocas horas para la llamada “Toma de Caracas”, una movilización convocada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en apoyo al Referendo Revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, las acciones contra opositores recrudecieron, y en especial contra dirigentes de Voluntad Popular.

Leopoldo López, Daniel Ceballos, Carlos Vecchio, Francisco Márquez, Gabriel San Miguel, Lester Toledo, Delson Guarate, Warner Jiménez, Yon Goicoechea, Raúl Baduel, Alexander Tirado… todos tienen algo en común: son militantes de Voluntad Popular. Algunos presos, otros en libertad, pero todos bajo el acecho del Estado.

“Que nadie se sorprenda cuando los organismos de inteligencia vayan a la casa de Juancito, Pedrito, María… Tun, tun, ¿quién es? El Sebin ¡Véngase para acá por conspirador!”, afirmó recientemente Diosdado Cabello, el número dos del chavismo, quien acusó a la oposición de orquestar planes para generar violencia y advirtió que habrá mas detenciones.

¿Pero por qué la insistencia con Voluntad Popular? ¿Acaso el Gobierno chavista le teme?

Para el líder del partido naranja, Leopoldo López, la respuesta es simple: los persiguen “por estar a la vanguardia de la lucha por el cambio. Somos un sentimiento popular y eso no se puede detener”.

El Gobierno reconoce que Voluntad Popular ha crecido los últimos años con un liderazgo propio. “Es un partido joven y que no solo está llamado a marcar el presente de Venezuela, sino el futuro”, agrega Carlos Vecchio, Coordinador Político de VP, en exclusiva a Sumarium desde su exilio.

“Las ideas que nosotros representamos jamás podrán ser encarceladas y tampoco puestas en el exilio. Están en la calle y eso es lo que está pasando en Venezuela, que VP va muchos más allá de sus líderes, es un sentimiento que está recorriendo hoy el país, y el Gobierno lo sabe y por eso arremete tan duro contra nosotros”, asegura.

“SOMOS LO QUE ELLOS NO SON”

Para Juan Andrés Mejía, diputado a la Asamblea Nacional, el régimen chavista ataca a la militancia de VP porque representa “todo lo que ellos no”.

“El Gobierno sabe que somos una amenaza, pero no nos ve como un par (…) Nos atacan porque representamos todo lo que no representa el Gobierno. Representamos una generación de liderazgos políticos jóvenes, diversos. Un conjunto de liderazgos políticos sin rabos de paja, transparentes (…) y representamos también un liderazgo político dispuesto a dar la lucha en el terreno que corresponde para lograr el cambio. Quizás allí es donde puede haber más miedo de su parte, que ellos saben que nosotros no estamos en esto para figurar en la prensa o en los medios, sino porque realmente queremos el cambio político y no vamos a descansar hasta lograrlo”, expuso a Sumarium.

A su juicio, la ola de persecuciones que, dice, inició en 2014, se debe a que Voluntad Popular es un partido “irreverente y protestatario” por naturaleza, que está dispuesto a “luchar permanentemente en la calle, en el marco de la Constitución, hasta lograr el cambio político”.

En ello coincidió el diputado Freddy Superlano, para quien, “sin duda alguna, VP ha tenido un rol muy activo y han querido usar al partido como un chivo expiatorio para que otros no se atrevan (a protestar)”.

“Voluntad Popular se ha convertido en un sentimiento nacional en los sectores más arraigados y es a lo que el Gobierno le teme”, sentenció.

Por su parte, Vecchio considera que el Estado busca enviar un mensaje: “Si se quedan callados al resto no les va a pasar nada”. Una afirmación “falsa”, asegura.

“Así fue la persecución que hizo la dictadura de Pérez Jiménez contra Acción Democrática, y cada día el Gobierno está usando las prácticas clásicas de las dictaduras del siglo XX: perseguir, encarcelar, torturar, ilegalizar partidos, allanar sin orden de allanamiento, sembrar cosas para incriminar, y fabricar delitos para justificar su represión”, dice.

En su opinión, lo que buscan los personeros del Gobierno es sembrar temor e intimidación. “El Gobierno está buscando tildarnos de terroristas o de violentos para ilegalizarnos finalmente, y al mismo tiempo buscar con ello una fractura en la Mesa de la Unidad”, agrega.

Para el número dos de VP, toda esta persecución está liderada por Diosdado Cabello; por el director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), Gustavo González López; y el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol. “Es decir, unas personas cuestionadas de narcotraficantes. Unos acusados”.

“Lo que vemos es un andamiaje de persecución e historias fabricadas (…) simplemente para tratar de callar a un disidencia”, alerta.

¿EL BRAZO DEL IMPERIALISMO?

Leopoldo López, fundador y presidente nacional del partido, enfrenta una pena de casi 14 años de cárcel por los hechos violentos registrados en 2014 durante una serie de protestas contra el presidente Maduro. Desde entonces, Voluntad Popular se convirtió en el enemigo número uno del régimen chavista.

La semana pasada, desde el taller nacional para comisarios obreros, Maduro denunció que VP es “el brazo armado del imperialismo”.

“Hay que derrotar el golpe de Estado sin impunidad. El que se meta en el golpe o llame a la violencia va preso, caballero. Chillen, lloren o griten, ¡presos van!”, advirtió el jefe de Estado sin dar nombres, en un discurso ante una multitudinaria concentración del chavismo en Plaza Caracas, en el centro de la capital venezolana.

Como respuesta, el presidente de la Comisión Permanente de Contraloría en la Asamblea Nacional y Coordinador Nacional Encargado de Voluntad Popular, Freddy Guevara, retó al primer mandatario a que “en lugar de amenazar y delirar con conspiraciones” se mida en un revocatorio y “que el pueblo elija”.

Al igual que Vecchio, Guevara asegura que el amedrentamiento contra militantes de la tolda naranja busca separarlos de la Mesa de la Unidad Democrática y generar temor en otros líderes.

“Están tratando de hacer que Voluntad Popular se rinda, (pero) nosotros vamos de frente, nos honra que esta dictadura tan atroz, que tanto daño le ha hecho a nuestro pueblo, nos esté atacando. Esto reafirma que estamos haciendo lo correcto, seguiremos adelante y lograremos que Venezuela sea liberada”, dijo el pasado martes al equipo de prensa del Legislativo.

“NOS VEREMOS EN LA CALLE”

“Si siguen persiguiendo a los dirigentes seremos millones más los que estaremos en la calle”, afirmó la diputada por Miranda y miembro de VP, Manuela Bolívar. A su juicio, el Gobierno creyó que “descabezando a la dirigencia nacional iban a mermar al partido”, pero no resultó así.

“Hoy VP es una amenaza para la dictadura (…) VP se fundamenta en la construcción de redes sociales de trabajo, es un partido que cree en la protesta y está comprometido con la lucha democrática”, dijo a Sumarium.

Casual y oportunamente, cuando inició la denunciada persecución contra dirigentes de Voluntad Popular, Tania D’Amelio, rectora del Poder Electoral, recordó vía Twitter las razones válidas para la cancelación de un partido político, señaladas en el artículo 32 de la Ley de Partidos Políticos.

Subrayó que una organización política puede ser cancelada “cuando se compruebe que ha obtenido su inscripción en fraude a la Ley, o ha dejado de cumplir con los requisitos en ella señalados, o su actuación no estuviere ajustada a las normas legales”.

Aunque con esta “aclaratoria” la rectora no aludió directamente a algún partido, el diputado Mejía dejó claro que sería un error pensar que una acción como esa representaría el fin de Voluntad Popular.

“VP va más allá de una tarjeta electoral, de unos resultados en unas elecciones. Es un sentimiento que acompañan muchos venezolanos (…) que comparten las banderas de lucha que ha levantado Leopoldo López. Si el Gobierno decidiera que VP ya no es un partido legal, no dejaría de existir y seguiría haciendo su trabajo en las calles, quizás con un nombre alternativo, quizás en la clandestinidad”, sostuvo.

En esto convino Manuela Bolívar, quien asegura que el partido de López siempre tuvo clara su misión democrática y libertadora ante la naturaleza del régimen del fallecido Hugo Chávez, continuada por Maduro: “Una dictadura”.




Categoría: Venezuela | Claves: Ataques a VP Voluntad Popular