El Gobierno “prepara un dakazo” alimentario para antes del 6D

“Queremos hacer una alerta al pueblo venezolano porque ya sabemos cuáles son las consecuencias de ese tipo de operativos demagógicos y electoreros”, señaló Jesús "Chúo" Torrealba.

El Gobierno “prepara un dakazo” alimentario para antes del 6DJesús "Chúo" Torrealba. Crédito: Alex Urbina / Sumarium / Archivo
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El secretario ejecutivo de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús “Chúo” Torrealba, alertó este lunes de la posibilidad de que el Gobierno nacional esté preparando un nuevo “dakazo”, esta vez con alimentos, sin tomar en cuenta las consecuencias para la población que trae este tipo de “operativos demagógicos y electoreros”.

Torrealba hizo la advertencia con base en la información publicada este lunes en primera página por el Periódico de Monagas, en la cual Isis Pérez, directora regional de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicas (Sundde), anunció que en 30 días se activará el llamado precio justo máximo decidido por el Gobierno.

“Si esta información es fidedigna, quiere decir que el Gobierno estaría preparando ese operativo para realizarlo seis días antes de las elecciones”, indicó Torrealba en su acostumbrada rueda de prensa de los lunes.

“Queremos hacer una alerta al pueblo venezolano porque ya sabemos cuáles son las consecuencias de ese tipo de operativos demagógicos y electoreros”, señaló, al recordar cómo quedaron vacías las instalaciones de la cadena de electrodomésticos Daka luego de que el año pasado el presidente Nicolás Maduro pidiera “que no quede nada en los anaqueles”.

“Quizá esa es la única promesa que ha cumplido Nicolás Maduro en su vida”, acotó Torrealba, al tiempo que agregó: “En efecto, no quedó nada en los anaqueles (de Daka) ni ese mes, ni al año siguiente. Todo el país sabe lo que significan los ‘dakazos’, bien sea en línea blanca o bien sea en materia alimentaria”.

PIDEN AUDITORÍA PARA LAS IMPORTACIONES DEL GOBIERNO

Asimismo, el también jefe del comando de campaña Venezuela Unida informó que se está exigiendo al Gobierno hacer una auditoría sobre las divisas otorgadas a las empresas oficiales responsables de la importación de alimentos.

“Así como el gobierno plantea hacer una auditoría sobre el uso de las divisas asignadas a los proveedores de empresas privadas, exigimos de igual forma que se haga una auditoria sobre el uso de las divisas pagadas a los proveedores de la Corporación de Almacenes, Silos y Servicios Agrícolas (CASA) y de la Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpoex)”, dijo.

“En 12 años de control de cambio nunca se ha visto en este país una rendición de cuentas sobre el uso de las divisas por parte de los organismos del Estado. Los venezolanos tenemos derecho a conocer los resultados de esa auditoría”, agregó.

Refirió que esa auditoría se debe realizar para conocer los criterios con los cuales se elige a los proveedores de las empresas del Gobierno; los precios que están pagando por la leche, la carne, el azúcar, el maíz y el arroz que están importando y la forma como comparan esos precios con los del mercado internacional; los nombres de los intermediarios y lo que cobran por eso; y para saber, también, a quiénes se están asignando los productos que están llegando a los puertos venezolanos y cómo y dónde se distribuyen.

“EL GOBIERNO DEBERÍA SENTIR VERGÜENZA”

“El Gobierno debe explicar por qué estamos importando alimentos y productos que antes se producían en el país. El caso más dramático es el del cemento y el azúcar, donde el Gobierno tiene entre el 60 y el 100 por ciento de la capacidad productiva y está usando dólares a 6,30 para comprarlos a otros países. En lugar de celebrar la llegada de barcos, el Gobierno debería sentir vergüenza porque cada barco que llega es una demostración más de su fracaso en materia económica”, agregó.

Torrealba indicó que esta exigencia se une a la denuncia presentada por la MUD, a través de la diputada a la Asamblea Legislativa de Carabobo, Neidy Rosales, ante la Contraloría General de la República, para que investigue el destino de más 400 mil toneladas de alimentos que han llegado en los últimos meses al país y que no han sido distribuidas a la población, pese a los graves problemas de escasez y desabastecimiento que está enfrentando.