El Gobierno sabe que “perdió la calle”

"A punta de cinismo, los enchufados persiguen como estrategia desestimular" y crear "desesperanza", asegura el gobernador de Miranda, Henrique Capriles.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela, Redacción Sumarium) – “El Gobierno sabe que perdió la calle. Todas las encuestas le son adversas”, afirma Henrique Capriles, gobernador de Miranda y principal promotor de un Referndo Revocatorio contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

A su juicio, “a punta de cinismo, los enchufados persiguen como estrategia desestimular” y crear “desesperanza”. En una columna publicada en su página web, el dos veces excandidato presidencial señala que parece temerario lo que sigue haciendo el Gobierno, “poniendo trabas al Revocatorio”, pero advierte que “pese a que se siga sin fijar la fecha para la recolección del 20% de manifestaciones de voluntad, al CNE no le quedará otro remedio que respetar la Constitución”.

En este sentido, pidió al pueblo venezolano “entender que nuestros derechos están en la Constitución” y que “debemos luchar por ellos”.

A continuación el texto íntegro publicado el portal henriquecapriles.com:

El Revocatorio está vivo y en marcha

La historia ha demostrado, la mayoría de las veces, que el crecimiento del cinismo es reflejo de la debilidad de gobiernos autoritarios. No cabe duda entonces que con el aumento del cinismo, Nicolás Maduro intenta tapar la fragilidad y el gigantesco fracaso de su gobierno.

El gobierno sabe que perdió la calle. Todas las encuestas le son adversas, por lo que su legitimidad es cada día más precaria. Mientras la corrupción y la incompetencia ganan terreno, para los enchufados lo único importante es mantenerse atornillados en el poder.

Maduro y su camarilla trazó una estrategia de comunicación en la que la realidad no existe, en donde lo que sucede no sucede. El gobierno insiste en afianzar su fuerza con el apoyo militar, con la limitación de la Asamblea Nacional, y utilizando de contrapeso el ilegal Tribunal Supremo de Justicia y el Consejo Nacional Electoral, brazos que intentan darle visos de legalidad a las acciones inconstitucionales del Ejecutivo.

A punta de cinismo, los enchufados persiguen como estrategia desestimular, crear desesperanza. Muchas personas se desaniman y frustran al sentir la inmensa distancia que hay entre su sufrimiento cotidiano y lo que perciben quienes los gobiernan. Sembrar desesperanza es la intención primaria de la estrategia del cinismo.

Este es un gobierno experto en desesperanza. Su intención es desanimar a la gente y convencer al país de que no habrá solución a la situación económica y social. Su objetivo es que nos acostumbremos a lo que tenemos.

Muestras de esta campaña permanente de desesperanza que se promueve desde el gobierno tenemos todos los días, pero ha habido casos célebres, como cuando la enchufada canciller tuvo el descaro de burlarse del pueblo y de las penurias que a diario se viven en las colas para intentar comprar alimentos, al asegurar en la OEA que en nuestro país sobra tanto la comida que tenemos para alimentar a otras tres naciones como la nuestra. ¡Eso fue indignante!
Como tan terriblemente cínico resultó que otro enchufado dijera en la ONU que 95% de los venezolanos comen tres veces o más al día, a pesar de que se sabe que por lo menos el 80% de los hogares se encuentran en situación de pobreza de ingreso. Eso no hay otra forma de nombrarlo sino como desprecio burlón, indolencia y rechazo. Y la guinda más reciente de la torta fue escuchar a la señora Lucena, quien en un ejercicio de cinismo y mentiras, intentó sembrar la matriz de que los lapsos no dan para que el Revocatorio se realice este año, cuando todos sabemos que no hay razón técnica ni legal que impida que la consulta refrendaria se materialice antes de final de año.

Sin embargo, la señora Lucena no se atreve, como tampoco las otras rectoras, a decirle al país que su intención es que no haya Revocatorio este año, porque saben que trancar la ventanita democrática, coloca a Venezuela en una situación sumamente peligrosa.

Nos parece temerario lo que sigue haciendo el gobierno, poniendo trabas al Revocatorio, y pese a que se siga sin fijar la fecha para la recolección del 20% de manifestaciones de voluntad, al CNE no le quedará otro remedio que respetar la Constitución, porque los venezolanos queremos poner nuestra huella en el último paso hacia el Revocatorio.

Que no quepa duda que unidos haremos valer nuestro derecho consagrado en el artículo 72 de la Constitución, porque el Revocatorio no depende de Tibisay Lucena, sino de los venezolanos. Más puede un pueblo unido, sorteando todos los obstáculos, que cualquier mensaje de desesperanza. Los que aseguran que este año no habrá Revocatorio, son los mismos cínicos que dijeron que el 6 de diciembre ganarían como sea.

Los venezolanos debemos entender que nuestros derechos están en la Constitución y debemos luchar por ellos, porque nuestra Carta Magna establece en su artículo 72 que “…transcurrida la mitad del período para el cual fue elegido el funcionario o funcionaria, un número no menor del veinte por ciento de los electores o electoras inscritos en la correspondiente circunscripción podrá solicitar la convocatoria de un referendo para revocar su mandato…”. Eso está clarito como el agua, no necesita más explicaciones y eso es lo que estamos exigiendo.

Ahora Maduro, apelando nuevamente a la manipulación, anuncia otro aumento de salario. ¿Se habrá preguntado él o alguno de los enchufados de la cúpula qué lograron con los aumentos realizados este año? ¿Acaso el venezolano recuperó su capacidad de compra? Al contrario, cada vez los ingresos rinden menos, aunque aumenten el salario la inflación ya se lo comió. Este país lo que necesita es producción, que se genere confianza para incentivar la inversión y eso no ocurrirá mientras Maduro esté en el poder.

Para que se acaben las colas, tengamos medicinas, artículos de primera necesidad, debemos cambiar este modelo que no sirve. El gobierno es el único responsable de los bachaqueros. Hay revendedores porque hay escasez y porque no hay producción. El principal objetivo de un cambio debe ser eliminar la pobreza.

Hemos planteado una hoja de ruta y bienvenidas son todas las propuestas que se hagan para lograr el cambio.

No podemos abandonar esta lucha. Nos tenemos que mantener firmes para seguir construyendo el cambio político que el pueblo quiere. Hemos planteado una hoja de ruta y bienvenidas son todas las propuestas que se hagan para lograr el cambio. Debemos estar muy pendientes de las acciones que se anuncien desde la Unidad para seguir defendiendo nuestro derecho constitucional. Entre ellas está la Toma de Caracas, planteada para el 1° de septiembre, la cual se mantiene en pie y en la que miles de personas, de todos los rincones de Venezuela, se movilizarán a la capital del país para exigir la fecha para recoger el 20% de manifestaciones de voluntad.

Esta semana seguimos dejando el pellejo en esta lucha y estuvimos en la hermana República del Perú, donde nos entrevistamos con su Presidente Pedro Pablo Kuczynski, así como con la Presidenta del Congreso, la doctora Luz Salgado, y otros congresistas, a quienes les solicitamos su apoyo para que se siga ejerciendo presión internacional para que el gobierno de Nicolás Maduro respete la Constitución. Ellos saben que un estallido social en Venezuela tendría repercusiones en toda la región.

Este jueves fuimos testigos de una moción histórica en el Congreso de Perú, que contó con el apoyo de los 5 grupos que hacen el 85% de la fuerza parlamentaria, con la que expresó su más profunda preocupación por la grave crisis política y humanitaria de Venezuela. 102 parlamentarios votaron a favor, mientras 3 lo hicieron en contra y 12 se abstuvieron.

Cada día estamos más convencidos de que los ojos del mundo están puestos en Venezuela, muestra de ello es que el Secretario General de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki Moon, reconoció que en Venezuela existe una crisis humanitaria y que el organismo internacional está dispuesto a brindar su ayuda.

Venezuela no está sola. Que nadie nos robe la esperanza. Los venezolanos queremos Revocatorio y vamos a tenerlo. El Revocatorio está vivo y en marcha. ¡Qué Dios bendiga a nuestra Venezuela!




Categoría: Venezuela | Claves: Henrique Capriles Radonski