El gobierno “se ha quitado la careta” con la condena a Leopoldo

Vargas Llosa también se refirió al "auténtico drama" de la situación de los refugiados.

El gobierno “se ha quitado la careta” con la condena a LeopoldoEl premio Nobel de Literatura en 2010, el escritor hispanoperuano Mario Vargas Llosa, durante su discurso al ser investido doctor honoris causa por la Universidad de Salamanca por "su larga trayectoria literaria, reconocida internacionalmente, además de su influencia en la sociedad como líder de opinión". Crédito: EFE / J. M. García
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Salamanca, España. EFE).- El escritor peruano Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura en 2010, calificó hoy de “absurda, disparatada y sin justificación” la condena al opositor venezolano Leopoldo López.

En una rueda de prensa previa a recibir el doctorado “Honoris Causa” por la Universidad de Salamanca, Vargas Llosa criticó esta condena y añadió que con ella “el gobierno de Venezuela se ha quitado la careta”.

“Esta condena se esperaba dado el régimen que gobierna Venezuela, que es una dictadura y que en América Latina se caracteriza por la desaparición de la libertad de prensa y por la nacionalización de televisiones o radios para tener un control absoluto de lo que se piensa en el país”, agregó.

Vargas Llosa explicó que con esta sentencia (de casi 14 años) se pone de manifiesto el “atropello constante de los derechos humanos en Venezuela”.

Criticó a los “gobiernos democráticos de América Latina”, por su postura “de neutralidad” ante un régimen que “es una simple y pura vergüenza”.

Vargas Llosa también se refirió al “auténtico drama” de la situación de los refugiados, y apostó por una “solución en los países de origen” en vez de “incrementar la cifra de personas a acoger en un país”.

El escritor llamó a occidente “a ayudar a los países de África o de Oriente Medio para salir del infierno en el que se encuentran millones de millones de personas”.

“La inmigración o la situación de los refugiados en Europa es el verdadero drama de nuestro tiempo, en el que millones de millones de personas que viven en miseria, explotación o violencia tratan de salir de esa situación, resultante del extremismo religioso”, agregó.