El Gobierno tratará de “llevar la campaña a un nivel de provocación”

"Hay una macolla oficialista que es la que se está beneficiando de la crisis”.

El Gobierno tratará de “llevar la campaña a un nivel de provocación”Crédito: Twitter / @williamsdavila.
Publicada por: el maumaitreb@gmail.com @Mariang_ab

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – “Percibo cambio, la gente quiero cambio”, esa es la visión de Williams Dávila, aspirante a la reelección ante el Parlamento venezolano, luego de su visita a los distintos sectores que componen el circuito 3 de Mérida, por el que es candidato.

A su juicio, los electores en Mérida perciben que los candidatos de la Mesa de la Unidad Democrática representan “el cambio”, frente los aspirantes del gobierno de Nicolás Maduro, quienes, sentencia, representan “la crisis”.

En una entrevista para Sumarium, Dávila detalló que en el caso específico de Mérida, aunque han sido varios los temas expuestos por sus pobladores, pueden resumirse en aspectos fundamentales como la inseguridad, el alto costo de la vida, el desabastecimiento y la escasez.

“Es una gente que vive del día a día y se dan cuenta de que la inflación y la devaluación les está acabando el bolsillo”, expuso.

“Este Gobierno de Maduro ha liquidado la salud y la calidad de vida, porque ha preferido promover la importación para ponerse de buenas con la nueva burguesía venezolana militar-militarista-civil que tiene en su poder todos los factores económicos, las instituciones financieras del Estado, y que son los que manejan la asignación de divisas y el negocio de las importaciones”, agregó.

AMENAZA ANTES DEL 6-D

“Ellos (agentes del gobierno) han empezado a jugar y pueden utilizar el 13 de noviembre en adelante con todo el ventajismo del Estado, y van a tratar de llevar la campaña a un nivel de desesperación y de provocación”, aseguró el actual diputado, quien además, denunció que en Mérida “se han visto pintas” en su contra “firmadas por la juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv)”.

Todo esto, sostiene, pone en evidencia una estrategia violenta erigida en el seno del Gobierno nacional ante la ventaja que las encuestas otorgan a la oposición. Sin embargo, a pesar de los puntos a favor, Dávila advierte que no es momento para confiarse y que “el triunfalismo es el peor enemigo” en una contienda.

En momentos de crisis mantenerse neutral es darle la espalda a nuestras generaciones y a las que vienen

“Tenemos ahora que afinar la organización y, sobre todo, afinar los testigos y miembros de mesa, tener toda la organización disponible para defender el voto del elector. Yo creo que en estas 8 semanas que quedan, es allí donde se debe hacer el trabajo y, sobre todo, identificar a los candidatos con la tarjeta de la Unidad, que tiene entre 20% y 25% por encima de cualquier candidato individual”, expuso.

Pero la oposición, a pesar de la ventaja que le otorgan las encuestas, tiene aún el reto de capitalizar la indecisión de una parte del electorado y traducirla en votos. Al respecto, el diputado argumenta que “en momentos de crisis mantenerse neutral es darle la espalda a nuestras generaciones y a las que vienen”.

CORRELACIÓN DE FUERZAS EN LA AN

Para el parlamentario este momento de la historia exige tomar decisiones trascendentales y dar pasos hacia adelante que permitan, a través de la Asamblea Nacional, reconciliar al país y realizar un control eficiente del Poder Público, con el propósito de lograr el bienestar común ejerciendo una representación en nombre de todos los venezolanos.

“Se trata de equilibrar la situación del país y de salir adelante desde ya con esta crisis, que va a seguir igualmente después del 7 de diciembre, pero que tenemos que enfrentar desde ya, y para hacerlo tenemos que cambiar la correlación de fuerzas de la AN, para que desde allí se comience un proceso de reconstrucción del país”, sostuvo.

Crédito: Twitter / @williamsdavila

Recientemente, el alcalde del opositor municipio Chacao, en Caracas, Ramón Muchacho, haciendo uso de su cuenta en la red social Twitter, dio una visión sobre lo que una fracción mayoritaria en el parlamento puede lograr, según el tipo que sea. Explicó que hay dos tipos de mayoría calificada, la de 3/5 y la de 2/3.

La primera “es necesaria para el voto de censura al vicepresidente o a los ministros, y para sanción de una ley habilitante”, mientras que la segunda, posibilita la activación de un referendo aprobatorio de proyectos de ley y de tratados internacionales, así como la aprobación de separación del cargo de un diputado, la calificación de una ley como orgánica, la remoción de magistrados de TSJ, la designación del poder ciudadano (Fiscal, Contralor y Defensor), la designación de rectores del CNE, la aprobación de una reforma constitucional y la convocatoria a una Constituyente.

“MACOLLA OFICIALISTA”

La estrategia opositora, de acuerdo con Williams Dávila, consiste en señalar “que hay una macolla oficialista que es la que se está beneficiando de la crisis”.

Explicó que la alternativa democrática no está desarrollando una campaña de confrontación política, sino social, que sirve para denunciar, generar esperanzas y establecer una certidumbre en medio de la crisis.

“Nosotros no vamos a tener una AN que obstaculice el progreso”, apuntó.

RENOVACIÓN

El nuevo parlamento, en palabras de Dávila, tiene como misión reivindicar su labor de control, legislación y debate, en función de los intereses del pueblo venezolano, con leyes que, entre otras cosas, garanticen el abastecimiento pleno y la producción nacional.

El parlamentario dibuja la posibilidad de tener una Asamblea que por medio de una reforma judicial luche contra la impunidad. Asimismo, apuesta por tener “más y mejores policías”, que perciban buenos sueldos “con una ley de coordinación policial”.

Otro de los objetivos que aspiraría el nuevo parlamento sería “una reparroquialización del país”, dándole fuerza a las juntas parroquiales que son figuras establecidas y creadas por la Constitución y son las instancias primarias inmediatas de la sociedad, “sin que eso implique quitarle fuerza ni a consejos comunales ni a comunas”.

Crédito: Twitter / @williamsdavila

Una AN “que le ponga control a esa regaladera de plata que ha hecho el régimen de Maduro a muchos países” y que se ocupe de fomentar garantías sociales, pero sobre todo, que garantice “leyes útiles” y “libertad de expresión”. Esto último, para que “ningún medio, ningún periodista, ningún portal se sienta atemorizado porque de alguna forma el Gobierno ejerza presión para que no sea independiente ni sea plural”.

“La AN puede jugar un rol fundamental en la nueva transición hacia una democracia plena en Venezuela, en ningún momento para dar saltos al vacío, sino por el contrario, para desarrollar con una estrategia de certezas y de estabilidad este proceso de la búsqueda de la democracia plena que no tenemos en el país”, sentenció.

“MATRIZ DE NACIONALISMO”

Para Williams Dávila, el problema fronterizo entre Colombia y Venezuela, así como la disputa con Guyana, han sido jugadas infructuosas para desviar la atención.

En el caso específico de Mérida, detalló que las encuestas que maneja reflejan un 80% de rechazo a la situación fronteriza con Colombia. “El cierre de la frontera fue única y exclusivamente para controlar políticamente municipios que son de la oposición, generar temor y desviar la atención, el mismo caso, por ejemplo, de Guyana”, dijo Dávila, quien recalcó que el desabastecimiento y el alto costo del dólar paralelo son la prueba del fracaso de la medida tal y como la planteó el Gobierno: como solución a estos problemas.

En cuanto a Guyana, criticó que el Estado “entregara” una diplomacia que “mantuvo en alto la dignidad del país”, y que evitó que en la zona en discusión hubiesen inversiones de empresas petroleras.

Asimismo, cuestionó su incapacidad (del Ejecutivo) para defender la fachada atlántica del Delta, y el hecho de que con el conflicto trate de generar una “matriz de nacionalismo” a los fines de concentrar su fuerza y desviar la atención. Sin embargo, advirtió que esto “no ha dado resultados”.

MANUEL ROSALES RETORNA

Sobre este específico indicó que el exgobernador está en su derecho de regresar al país “y de afrontar los riesgos y retos que se puedan presentar”.

A su juicio, es un luchador político que “echó las bases del desarrollo de la oposición cuando fue candidato a la presidencia” y que tiene mucho que dar por el país.

Sumó que el retorno de Manuel es solo el principio de un cambio que se profundizará con las garantías que otorgará a los presos y exiliados políticos una ley de amnistía nacida en el seno de una nueva Asamblea Nacional.

Recuerda que puedes recibir las noticias más importantes al momento en tu teléfono, solo sigue estas instrucciones.