El historial delictivo del “Monstruo de Santa Rosa”

Espinoza viajó de Valera a Maracaibo para ocultarse, se le investigaba por tres homicidios en Trujillo.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: La Policía.

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – A Manuel Alejandro Espinoza Roa, conocido como el “monstruo de Santa Rosa” lo buscan en Falcón, Trujillo, Táchira, Lara, Mérida y Zulia, tras asesinar a Greilys Ortega y sus tres hijastros.

El “monstruo de Santa Rosa”, lleva un prontuario desde el 2010 que comenzó con robos menores, hurtos, acoso, hostigamiento y violencia contra mujeres, así lo reseñó el Diario La Verdad.

Lea también: Buscan al “Monstruo de Santa Rosa” en las islas del lago.
Según la Policía, Espinoza viajó de Valera a Maracaibo para ocultarse, se le investigaba por tres homicidios en Trujillo.

LO QUE HIZO EN EL ZULIA

Desde que llegó a la región zuliana comenzó a delinquir. El 17 de mayo lo atraparon junto a su cómplice en la plaza el Buen Maestro con un televisor plasma. Polimaracaibo lo detuvo y cuatro días después el Juzgado Undécimo de Control lo privó de libertad por hurto calificado. A los pocos días recibió una medida cautelar y regresó a la calle.

El 20 de agosto de 2012, su nombre volvió a sonar en una comandancia. Una vecina lo acusó por acoso y hostigamiento, Espinoza solía saltarse a su casa para amenazarla de muerte. Tras su presentación en tribunales recuperó su libertad y regresó a sus andanzas en la parroquia Coquivacoa.

La Policía detuvo a Manuel el 16 de agosto de 2014. El juzgado 11.° de Control lo requería desde el 27 de enero de 2014. Los oficiales del Cpbez detallaron que poseía un prontuario policial por porte ilícito de arma de fuego, violencia de género y hurto. Nuevamente se escabulló de la ley, los jueces le otorgaron libertad condicional.

Mientras deambuló por las calles, hace un año, conoció a la “Greña”, quien tenía cuatro meses de gestación, la enamoró, le propuso vivir juntos y ayudarla a criar a sus hijos. Ambos se dedicaron al negocio de la venta de estupefacientes en el callejón Ayacucho.

Se coronó como el “monstruo de Santa Rosa”.

El pasado 6 de septiembre en la calle 33 del sector Altos de Milagro Norte, de Maracaibo, estado Zulia, Espinoza violó, torturó y asesinó a su mujer, Greilys Carolina Ortega de 25 años, conocida como la “Greña”, y a sus hijastros, Manuel José de 6, Miguel Efraín 9 y Yusbely Margarita 7 años de edad.