El “homicida” de Nisman “se lavó las manos” después de asesinarlo

Nisman apareció muerto con un disparo en la cabeza en el baño de su piso de Buenos Aires el pasado 18 de enero.

El “homicida” de Nisman “se lavó las manos” después de asesinarloSalcedo afirmó que Nisman fue asesinado y que cuando recibió el disparo estaba con la rodilla derecha en el piso y el torso erguido. Crédito: Natacha Pisarenko / AP Images
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- A un mes de la presentación del informe de la junta criminalística ante la fiscal Viviana Fein sobre cómo murió el fiscal argentino Alberto Nisman, los peritos ampliaron sus explicaciones en la causa. El perito designado por la querella, Daniel Salcedo, volvió a insistir en que el fiscal de la causa AMIA fue asesinado y aportó más detalles: dijo que el autor del crimen se lavó en el baño del departamento de la torre Le Parc.

Salcedo había presentado una animación previamente en la que aparecía el supuesto asesino lavándose las manos en el baño. Una imagen sobre la que la fiscalía quería saber más detalles. Para el experto, las manchas de sangre halladas en la puerta del baño no las pudo hacer Nisman al caer “porque tenían una proyección descendente y un punto de inicio a 60 centímetros de altura, casi medio metro por encima de donde quedó ubicada la cabeza de la víctima”, indica El Mundo.

El 10 de junio pasado la fiscal Fein recibió el informe final de los cuatro expertos de la Policía Federal argentina designados peritos oficiales y el especialista contratado por la defensa de Diego Lagomarsino, Luis Olavarría. Para ellos, al momento del disparo, Alberto Nisman estaba parado de frente al espejo del baño, empuñó el arma con una mano y apoyó la otra por encima. Después, cayó para atrás y se golpeó la cabeza.

En aquella oportunidad, Salcedo firmó en disidencia, asegurando que Nisman fue asesinado y que cuando recibió el disparo estaba con la rodilla derecha en el piso y el torso erguido, de frente a la bañera, con el espejo a un costado.

Nisman apareció muerto con un disparo en la cabeza en el baño de su piso de Buenos Aires el pasado 18 de enero. El fiscal, que investigaba el atentado en la mutual judía AMIA perpetrado en 1994, denunció a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a otros dirigentes del oficialismo por el supuesto encubrimiento de los imputados iraníes en el caso.

Categoría: América Latina | Claves: Alberto Nisman Argentina