El ídolo de México y América Latina

Publicada por: el lectoressumarium@gmail.com

(AFP). El cantautor mexicano Juan Gabriel, fallecido este domingo debido a un infarto, será recordado por hacer llorar y bailar a varias generaciones con sus temas, interpretados por artistas de todo el mundo, pero también por su carácter afable y su filantropía.

Nacido en Parácuaro, Michoacán (oeste de México) el 7 de enero de 1950, Juan Gabriel, compuso y cantó infinidad de géneros, que van desde la balada, el pop, la salsa y hasta el son de mariachi.

Compuso más de 1.800 interpretaciones musicales, muchas de las cuales fueron traducidas al inglés, japonés, alemán y francés, para ser interpretadas por cantantes de diversas partes del planeta.

Pero su habilidad para adueñarse de cualquier escenario, incluso en los años en los que padeció de sobrepeso, fue resultado de una carrera y una vida marcada por adversidades.

Juan Gabriel, a quien le sobreviven cuatro hijos adoptivos, fue el menor de 10 hijos de unos campesinos que quedaron en la ruina en Michoacán cuando él tenía meses de edad. Este hecho obligó a su madre a trasladarse a la fronteriza Ciudad Juárez, donde quien luego sería un ídolo fue internado en una escuela llamada Centro de Mejoramiento para menores cuando contaba con cinco años.

Allí pasó ocho años de su vida y conoció a un maestro que le enseñó música y a tocar instrumentos. A los 13 años ya había compuesto su primera canción: “La muerte del palomo”, un tema que hicieron famoso el cantante mexicano José José y la española Rocío Durcal.

Se dice que su nombre artístico, Juan Gabriel, lo compuso con los primeros nombres de su padre y de ese maestro de música de su niñez.

Un comienzo difícil

Después de intentar sin éxito abrirse las puertas en varios escenarios, “Juanga” logró que lo aceptaran como animador musical en el bar ahora desaparecido ‘Noa Noa’, de Ciudad Juárez, donde escribió una de sus canciones más animadas, que lleva el mismo nombre de ese lugar.

Su precaria situación financiera lo llevó a componer otro de sus clásicos: “No tengo dinero”, cuya versión instrumental, grabada con la Orquesta Sinfónica de Londres, vendió luego un millón de copias.

Después de participar en el Festival OTI de la Canción, en 1974 grabó el primer disco que lo catapultó a la fama: un sencillo con el tema “Se me olvidó otra vez”.

Al intérprete de éxitos como “Inocente, pobre amigo”, “Buenos días, señor Sol” y “Querida”, se le adjudica ser el autor en 1977 del exitoso camino de la cantante española Rocío Durcal, para quien compuso la canción “Fue tan poco tu cariño”.

Juan Gabriel también protagonizó cinco películas entre 1974 y 1981, dos de ellas autobiográficas, ‘El Noa Noa’ y ‘Es mi vida’.

A pesar de haber estado fuera de los escenarios durante algunos años, Juan Gabriel hizo todo lo posible para mantener abierto el instituto “Semjase”, un orfanato y escuela de música con capacidad para 120 menores, que fundó en 1987 para ayudar a los niños de escasos recursos.

Otro rasgo de su personalidad fue la discreción con la que manejó su vida personal. A pesar de que no era un activista de las causas homosexuales, no negó su preferencia sexual gay y todos sus fanáticos lo reconocían como tal.

Aún es recordada una famosa entrevista en la que se le preguntó directamente si era homosexual, a lo que respondió: “lo que se ve, no se juzga”.

Categoría: Mundo | Claves: Juan Gabriel