Escapó de su casa y ahora es conocido como “yihadista Jack”

Los padres siguen defendiendo a su hijo y asegurando que no existe evidencia de que haya hecho algo malo.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Daily Mail

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- El británico convertido al islam identificado como el “yihadista Jack”, describió a los extremistas del Estado Islámico como los “compadres” que murieron peleando y matando a los soldados británicos a “quienes les lavaron el cerebro”. Sin embargo, su familia asegura que el joven no forma parte del grupo terrorista.

Según reseñó Daily Mail, Jack Letts de 20 años de edad, abandonó el Reino Unido en Septiembre de 2014 justo luego de cumplir los 18 años y se rumorea que pudo haberse unido al Dáesh en Siria y que ahora responde al nombre de Ibrahim o Abu Muhammed.

Tras dos años de silencio, sus padres hablaron con la prensa por primera vez, pero niegan que su hijo esté vinculado al EI y que por el contrario, huyó por razones humanitarias.

Sin embargo, la prensa británica pudo hallar una conversación que el joven tuvo con un ex compañero en Noviembre, la cual sugiere que Letts no es tan inocente como sus padres piensan.

En ella, se extraen las palabras de su compañero: “Si bueno nos vemos, aunque probablemente no, ya que no estaré en Siria sin un protector de explosivos y a ti no te permitirán regresar a Londres”.

Letts replicó: “Regresa a acurrucarte en el tibio nido que tu mami y papi te compraron. Pídele guía a Alá”.

Compañero: “Lo haré compa”.

Letts: “Tú no eres mi compadre. Mis compadres murieron peleando y matando a los soldados lavados de cerebro de tu país y sus sirvientes del este. Me enferma que te compares con ellos”.

Desde que la conversación fue revelada a la opinión pública, el joven encabezó la mayoría de los titulares de prensa y surgieron un sinfín de especulaciones en torno a su persona. Entre las más reiteradas es que se convirtió en un insurgente de las primeras líneas del terror de la organización y que reside en Fallujah, Irak, con una esposa y un bebé.

Mientras tanto, los padres siguen defendiendo a su hijo y asegurando que no existe evidencia de que haya hecho algo malo.

Crédito: Daily Mail

Categoría: Mundo