El mal resultado de Podemos reabre la división en el partido

Los cruces de reproches y críticas continuaron a través de las redes sociales y los medios de comunicación. La guinda la puso hoy Errejón. "Hay confluencias que funcionan, otras habrá que revisar si son útiles. Esta vez, dos más dos no han sido cuatro", dijo.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Madrid, España. dpa) – La división vuelve a aflorar en Podemos tras su fiasco en los comicios del domingo en España: parte del partido culpa del mal resultado a la alianza con Izquierda Unida (IU), con la que concurrió a las urnas, mientras otra pone en cuestión la campaña.

Ambas posturas giran en torno a dos cabezas visibles de la formación y evidencian la tensión entre dos proyectos distintos: el de Pablo Iglesias, líder de Podemos y principal impulsor de la coalición con IU, e Íñigo Errejón, “número dos” y responsable de la campaña.

“Ciertamente el acuerdo (con IU) no parece haber funcionado. Parece haber perdido votos por gente que tradicionalmente votaba a IU y por gente que nos votaba a nosotros”, dijo hoy Errejón en una entrevista en la televisión pública española.

Podemos cosechó más de cinco millones de votos y 69 diputados en las elecciones celebradas en diciembre, las primeras generales a las que concurría. Con casi un millón de votos, IU se quedó entonces con solo dos diputados, perjudicada por la ley electoral española.

Con la alianza Unidos Podemos, ambos partidos pretendían rentabilizar esos votos “perdidos” en los comicios del domingo y transformarlos en escaños para engrosar su representación en el Congreso de los Diputados. Paradójicamente, el resultado de la lista fue idéntico al que los dos partidos sumaron por separado hace medio año: 71 escaños. En el camino, perdieron 1,2 millones de votos.

PABLO IGLESIAS QUIERE SEGUIR CON IU

“Más allá de los resultados, creemos que la confluencia con IU es la correcta. Esperamos seguir caminando juntos“, defendió en una primera reacción Pablo Iglesias la misma noche electoral.

Iglesias y el líder de IU, Alberto Garzón, fueron los principales impulsores de Unidos Podemos. Ambos apostaron por sumar fuerzas a pesar de las reticencias en uno y otro partido.

“Es positivo que nos preguntemos si la confluencia ha sido una buena idea. Yo pienso que sí. Ha sido una estrategia racional que nos ha permitido mantener los escaños a pesar de perder en número de votos. Y ha sido una buena idea en términos políticos”, expresó hoy Garzón en una carta abierta a la militancia de IU.

Pero las voces discrepantes habían hablado ya. “Probablemente parte del electorado está más en la centralidad y no ha visto la confluencia con buenos ojos“, dijo en una entrevista radiofónica Mónica Oltra, del partido Compromís, afín a Podemos.

CAMPAÑA “DESDENTADA”

Otras pusieron el interrogante en una campaña que algunos tildaron de “desdentada” y centrada en el márketing. “No basta hacer un discurso hueco si no planteas una alternativa clara”, dijo Juan Carlos Monedero, ex fundador y ex dirigente del partido de Iglesias.

Los cruces de reproches y críticas continuaron a través de las redes sociales y los medios de comunicación. La guinda la puso hoy Errejón. “Hay confluencias que funcionan, otras habrá que revisar si son útiles. Esta vez, dos más dos no han sido cuatro”, dijo.

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, llamó al orden a través de un mensaje difundido por diarios como “El País”. “Para que crezca el amor no sólo hay que regarlo sino también extirpar las malas hierbas de las violencias enquistadas (…) Las guerras internas nos desangran, nos queman y nos hartan”, señaló.

Las cúpulas de los partidos que integran Unidos Podemos se reunirán el viernes para analizar los resultados del domingo. El 9 de julio, además, se hablará de ello en el Consejo Ciudadano de Podemos, el máximo órgano político de la formación.




Categoría: Mundo | Claves: España Podemos Unión Europea