El “mensaje de amenaza a Venezuela”, según Evo

El presidente criticó que EEUU considere que en Venezuela no hay libertad

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(La Paz, Bolivia. EFE)- El presidente de Bolivia, Evo Morales, criticó hoy que Estados Unidos defienda la libertad como garantía de la democracia pero, al mismo tiempo, mantenga abiertas sus bases militares en América Latina.

Morales señaló en una rueda de prensa en La Paz que le ha “causado risa” que el encargado de Negocios de la Embajada estadounidense en La Paz, Peter Brennan, máximo responsable diplomático de ese país en Bolivia, asegurara en unas declaraciones recientes que la libertad es la base de la democracia.

Opinó que se trató de “una intromisión abierta” y de “un mensaje de amenaza a Venezuela” porque, según dijo, EEUU considera que en ese país latinoamericano “no hay libertad”.

“Si la libertad es la base de la democracia, (que) retiren las bases militares en América Latina y en todo el mundo, así vamos a creer que la libertad es la base de la democracia para Estados Unidos”, sostuvo el gobernante.

Morales cuestionó que Washington hable de libertad y democracia porque, según dijo, promueve golpes de Estado en los países donde los gobernantes son “antiimperialistas” y también promueve intervenciones militares.

EN EEUU MANDAN LOS “BANQUEROS Y EMPRESARIOS”

Según el mandatario, en EEUU no gobiernan los presidentes electos, sino los “banqueros y empresarios”.

Brennan es el mayor representante de EEUU en Bolivia, debido a que ambos países tienen relación a nivel de encargados de Negocios desde 2008, cuando se produjo la expulsión recíproca de embajadores.

Morales expulsó ese año al diplomático Philip Goldberg, acusándolo de conspirar contra su Gobierno y EEUU replicó echando al entonces embajador boliviano en Washington, Gustavo Guzmán, tras rechazar las imputaciones del mandatario.

En febrero pasado, Morales señaló que su Gobierno evaluaba la posible expulsión de Brennan, a quien acusó de estar detrás de una “guerra sucia” en su contra durante la campaña realizada de cara al referendo constitucional celebrado el 21 de febrero, en el que fue derrotado.

En esa consulta los bolivianos rechazaron una modificación de la Constitución que habría permitido a Morales presentarse a las elecciones en el 2019, en busca de un cuarto mandato consecutivo.

La Embajada estadounidense rechazó esa acusación.