El mensaje de Gerardo Carrero desde El Helicoide

"Reiteramos nuestra propuesta de unos meses atrás de la creación de una comisión de la verdad, para establecer responsabilidades".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Gerardo Carrero, detenido actualmente en El Helicoide, escribió una carta donde reiteró que de lo único que es responsable, él y los demás presos políticos, “es de hablarle claro al país e insistir en el despertar de la conciencia nacional, y de haber alertado a la sociedad en pleno de la terrible situación que hoy nos aqueja“.

En el escrito, lamentó el hecho de que algunos gobernantes “irrespeten la voluntad popular de la sociedad y hoy ponen en peligro la institucionalidad, desconociendo el actual Poder Legislativo y peor aún, secuestrando los demás poderes y haciendo uso del Poder Judicial como sicarios políticos e imprenta de fabricación de expedientes”.

AQUÍ LA CARTA COMPLETA:

Venezolanos:

El 07 de Mayo de 2014, nos apersonamos jóvenes venezolanos pacíficamente al Palacio de Justicia, con el único propósito de exigir castigo para los perpetradores de las 43 muertes y miles de heridos durante esos días de conflicto social, como a su vez la libertad de los estudiantes y presos políticos; obteniendo como respuesta por parte del gobierno, representados en los funcionarios de la GNB presentes en el lugar, la represión (GOLPES Y GASES).

Nuevamente seríamos embestidos por dichos funcionarios la madrugada del 08 de Mayo de 2014, allanando violentamente el campamento “Conciencia Nacional”, ubicado frente a la torre HP, donde se encuentra la sede del PNUD-ONU, campamento el cual tenía como motivación denunciar ante los organismos internacionales las violaciones de los derechos humanos que se vive en Venezuela, llevándose ese día la detención de cientos de jóvenes, detención que evidenció que denunciar las violaciones de derechos humanos o su promoción a la defensa de los mismos, es un delito.

“HOY SOMOS Y VIVIMOS LO QUE DENUNCIAMOS”

Por ello quiero llamar la atención de las familias afectadas a guiarnos por la realidad de los hechos y no permitir que los intereses externos (políticos) de quienes son los victimarios jueguen con el dolor de los mismos, tanto de quienes lamentablemente partieron, como de quienes nos encontramos arbitrariamente tras las rejas.

No son los jóvenes venezolanos Nixon Leal, Raúl Baduel, Renzo Prieto, Jhosman Paredes, Rosmit Mantilla, Gregory Sanabria, Ronny Navarro, Ángel Contreras y miles más, ni Leopoldo, ni Ledezma, ni Ceballos, ni Rosales, ni la MUD los responsables de las muertes, heridos o violencia en nuestro país. NO somos nosotros quienes violentamos el contrato social con los venezolanos, no somos nosotros gobierno para violar los derechos humanos, no somos nosotros la Fuerza Armada Nacional o colectivos para tener el control de las armas.

De lo único que somos responsables y en lo personal lo asumo así, es de hablarle claro al país e insistir en el despertar de la CONCIENCIA NACIONAL y de haber alertado a la sociedad en pleno de la terrible situación que hoy nos aqueja, cumpliéndose aquel viejo axioma: “El tiempo termina dándole la razón a la verdad”.

Debemos recordar que la responsabilidad penal es individual y tener presente que la violencia solo le favorece a quienes se aferran al poder, pero entendiendo a su vez que es en la calle donde podremos reivindicar nuestros derechos como ciudadanos (pacífica y constitucionalmente. Art. 68 CRBV).

Lamento por aquellos gobernantes que irrespetan la voluntad popular de la sociedad y hoy ponen en peligro la institucionalidad, por ende la democracia en nuestro país, desconociendo el actual Poder Legislativo y peor aún secuestrando los demás poderes y haciendo uso del Poder Judicial como sicarios políticos e imprenta de fabricación de expedientes; gobernantes que su voluntad política solo radica en la confrontación e incapacidad de entendimiento ante el clima de tensión que se vive en la nación.

Como parte de la solución y no del problema me veo en el deber de llamar a la reflexión a todos los actores políticos, pero en especial al venezolano de a pie a sumar en conjunto esfuerzos para dar respuesta ante la dificultad y garantizar la paz, justicia y democracia en nuestro país. “La necesidad de cambio es de carácter URGENTE”.

En el debate constante entre los diferentes prisioneros políticos, hemos coincidido en pro a la resolución del conflicto y en aras de lograr la reconciliación nacional los siguiente:

Reiteramos nuestra propuesta de unos meses atrás de la creación de una comisión de la verdad, para establecer responsabilidades, propuesta que fue desechada anteriormente por algunas instituciones del Estado, ahora reivindicada por el Ejecutivo. Por ello bajo los principios de JUSTICIA, LIBERTAD E IGUALDAD sugerimos:

1.- La integración de dicha comisión por las partes afectadas, Defensoría del Pueblo, Ministerio Público, y como garantes de los principios antes mencionados la iglesia católica, ONG’s de derechos humanos y organismos internacionales consensuados por las partes afectadas.

2.- La aprobación de la LEY DE AMNISTÍA, como indicio de conciliación y voluntad política al entendimiento, y garantía en igualdad de condiciones entre las partes.

3.- La esencia de esta comisión debe fundamentarse en identificar los verdaderos responsables de las víctimas por:

A.) Homicidio y heridos por represión y acciones violentas.
B.) Privativas de libertad arbitrarias.
C.) Tortura física, psíquica y moral, tratos crueles e inhumanos.
D.) Persecución política.
E.) Condenas y procesos judiciales no ajustados a la verdad.
F.) Linchamiento moral.

“Creo en la justicia, por ello me he sometido al sistema, porque de no hacerlo sería injusto, sabiendo que quienes la administran pudiesen ser inicuos”.

Gerardo Carrero
¡Firme y Digno!
Cárcel Helicoide – SEBIN

Crédito: Andreína Baduel

Crédito: Andreína Baduel

Crédito: Andreína Baduel

Crédito: Andreína Baduel

Crédito: Andreína Baduel

Crédito: Andreína Baduel

Categoría: Venezuela | Claves: Gerardo Carrero