El modus operandi del secuestro en Caracas

"La primera hora es muy dura porque ellos demuestran el mando, el poder, a punta de frases muy crudas".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: La Patilla / YouTube

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- “Me metieron en una de las camionetas, te pegan, insultan, te preguntan de todo”. Ese es parte del testimonio de un sujeto que fue secuestrado el 28 de diciembre en la calle Altamira del Country Club de Caracas.

El portal web La Patilla tuvo acceso en exclusiva al testimonio del secuestrado:

“Me interceptaron dos camionetas, Explorer y Grand Cherokee, venía subiendo esa calle y las dos venían bajando, una me pasó y la otra me entrompó de frente y me frenó a un metro. Allí me metieron en una de las camionetas, y te pegan, insultan, te preguntan de todo… trabajo, familia, hijos, y nombre a quien llamar para que aflojen real.

Lo que piden es dólares, euros, oro y relojes valiosos. Puede servir un Play Station nuevo también. De allí estuve seis horas mirando hacia abajo. No supe nunca dónde estaba ni vi ninguna cara. Solo hay que hacer caso, no hablar a menos que te pregunten y aguantar los coñazos como un macho.

La primera hora es muy dura porque ellos demuestran el mando, el poder, a punta de frases muy crudas de tiros, muerte, quemar tu cuerpo, cortar dedos, arrancar uñas, etc.

Una vez comienzan las llamadas y ven la disposición a pagar rescate, ya es otro proceso que vivió mi esposa… A muy groso modo pasé entre una camioneta metido y un hueco en medio de las escaleras, los pasillos de un barrio que creo fue la Cota 905 todas las seis horas. Gracias a Dios lo cuento y a seguir adelante”.

Categoría: Venezuela | Claves: sucesos