bbc-bar

El padre que atrapó la pelota de béisbol mientras alimentaba a su bebé

En una fracción de segundo Hartley tuvo que reaccionar ante la encrucijada en la que lo había puesto el capricho del destino: ¿la pelota o su bebé?

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

bbc-footer

La espectacular atajada de Keith Hartley. Crédito: La Dodgers.

Existe la creencia popular de que los hombres no son capaces de hacer dos cosas al mismo tiempo, menos si se trata de compaginar las tareas del hogar y cuidar a los niños.

Es posible que haya ocasiones en las que resulte algo complicado, pero hay casos que ponen en entredicho esa teoría.
Uno ejemplo claro es el de Keith Hartley, un hombre de 29 años que reside en Chicago, Estados Unidos, y es aficionado del equipo de los Cachorros en el béisbol de Grandes Ligas.

Hartley asistió junto a su hijo de siete meses al encuentro que enfrentaba a su equipo con los Dodgers de Los Ángeles y a la altura de la séptima entrada al pequeño le dio hambre.

Su padre, preparado para la ocasión, sacó un biberón y comenzó a alimentarlo mientras seguía las incidencias del encuentro.
Fue entonces cuando la pelota salió despedida del bate de Jason Hammel hacia donde él estaba sentado.

En una fracción de segundo Hartley tuvo que reaccionar ante la encrucijada en la que lo había puesto el capricho del destino: ¿la pelota o su bebé?

Hartley reconoció que su cuenta de Twitter se “volvió loca” después de la atajada. Crédito: Paul Sillivan.

Con la calma que sueñan tener muchos beisbolistas profesionales, Hartley se levantó de su asiento, cargó a su bebé con un brazo y mientras lo seguía alimentando agarró la pelota con su mano derecha, sin guante.

“Sólo trataba de protegerlo”, explicó el aficionado, quien dijo que su primera reacción fue evitar que la pelota golpeará en un saliente de la grada y rebotará hacia su hijo. “Creo que quise tocar primero la pelota”, dijo al Chicago Tribune.

Al parecer, Hartley también logró anticiparse al primera base de los Dodgers, Adrián González, quien aseguró que hubiera atrapado la pelota si no hubiera sido por la intervención del aficionado.

El día fue completo ya que Chicago ganó.

“Fue increíble. Te preocupas por el bebé, pero parecía que (el padre) lo tenía todo bajo control y que lo había hecho antes. Hubo un momento el el que el publicó levitó”, declaró el manager del equipo de Chicago, Joe Maddon.

La atajada de Hartley recordó una acción similar, pero con un descelance completamente distinto, en el estadio Wrigley Field en 2003.
En aquella oportunidad, el aficionado Steve Bartman evitó que Moises Alou atrapara una pelota en un encuentro crucial de los play-off contra los Marlins de Florida.

Alou no ocultó su enfado, Bartman no pudo quedarse con la pelota y los Cachorros perdieron el partido contra los Marlins y la oportunidad de poder ganar su primera Serie Mundial desde 1908.

La grada lo culpó de la acción y Bartman no fue perdonado.

bbc-footer
Categoría: Mundo | Claves: BBCMundo Deportes