El Papa cree que “no es injusto” que Bolivia desee tener salida al mar

"La mediación es una cosa muy delicada, y sería como un último paso", dijo el Santo Padre ante la posibilidad de una intervención del Vaticano en el conflicto limítrofe

El Papa cree que “no es injusto” que Bolivia desee tener salida al marCréditos: Vicenzo Pinto/ AFP
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Roma, Italia. DPA) – El papa Francisco opinó que “no es injusto” que Bolivia desee contar con una salida al mar, aunque volvió a poner el acento en el diálogo, al igual que lo hiciera en la Catedral de la Paz durante su reciente visita, y descartó que haya una mediación con Chile por parte del Vaticano, informó hoy Radio Vaticano.

Preguntado acerca del litigio entre Chile y Bolivia por una salida al mar durante el vuelo de regreso que lo llevó de Asunción a Italia tras su gira sudamericana, el papa afirmó: “Siempre hay una base de justicia cuando hay cambio de límites territoriales, y sobre todo, después de una guerra. Hay una revisión continua de eso. Yo diría que no es injusto plantearse una cosa de este tipo, ese anhelo”.

Bolivia, uno de los tres países que visitó el papa, junto a Ecuador y Paraguay, está actualmente en litigio con Chile por un acceso soberano al océano Pacífico ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en La Haya. El gobierno de Morales pide a la CIJ que declare que Chile está obligado a negociar un acceso soberano al mar al margen del tratado de 1904, suscrito tras la llamada Guerra del Pacífico, en 1879, en la que La Paz perdió unos 400 kilómetros de costa.

NEGOCIACIÓN DETENIDA

“Claro, después de una guerra de ese tipo surgen las pérdidas y creo que es importante primero el diálogo, la sana negociación. Ahora, en este momento, el diálogo esta detenido obviamente por este recurso a La Haya”, afirmó el sumo ponítifice.

En cuanto a una posible mediación papal en el conflicto entre Bolivia y Chile, el religioso dijo que “la mediación es una cosa muy delicada, y sería como un último paso”. Francisco recordó incluso la mediación en el conflicto del Beagle entre Argentina y Chile en 1978 sobre las islas y territorios marinos al sur del Canal Beagle, a cargo del cardenal Antonio Samoré.

“Fue una situación muy límite y muy bien llevada por quienes la Santa Sede encargó – detrás de los cuales siempre estaba San Juan Pablo II interesándose -, y con la buena voluntad de los dos países, que dijeron: ‘probemos esto si va'”, dijo, y recordó que algunos sectores en Argentina se resistían a la mediación.

“Siempre cuando se hace una mediación difícilmente todo el país estaría de acuerdo, pero es la última instancia (…) yo tengo que ser muy respetuoso de esto porque Bolivia hizo un recurso a un tribunal internacional”, añadió. “Entonces, si yo en este momento hago un comentario – yo soy jefe de un Estado – podría ser interpretado como inmiscuirme o una presión, o algo”.

EL DIÁLOGO ES “INDISPENSABLE”

Durante un encuentro la semana pasada con diplomáticos, autoridades y religiosos en la Catedral Metropolitana de La Paz, el máximo jerarca de la Iglesia católica había señalado que “todos los temas, por más espinosos que sean, tienen soluciones compartidas. Tienen soluciones razonables, equitativas y duraderas” y añadió: “Estoy pensando en el mar: el diálogo es indispensable. Construir puentes en vez de levantar muros”.

Tampoco el presidente boliviano, Evo Morales, descartó una mediación papal. “No se descarta (la mediación papal), hay mucha confianza. Por algo hay una Iglesia católica que tiene una de las religiones más grandes del mundo”, dijo a la cadena CNN en días pasados.

Sin embargo, ante los periodistas que volaban de regreso con él, el papa aclaró: “Que quede claro que mi intervención fue un recuerdo a ese problema pero respetando la situación como está planteada ahora. Estando en un tribunal internacional no se puede hablar de mediación, ni facilitación, hay que esperar”.

“NO PROBÉ COCA”

En otro orden, el religioso aclaró que no había probado coca durante su estadía en Bolivia. “El mate me ayuda, pero no probé coca, para que quede claro”, dijo, diferenciando el acto de beber té de coca del de mascar hojas de coca.

Apenas bajó del avión en El Alto, el presidente boliviano Evo Morales le había entregado una ‘chuspa’, una bolsita que se utiliza para guardar hojas de coca.